¿Soy adicto al sexo o es que me gusta mucho?

Adicto al sexo, ¿alguna vez has llegado a preguntarte si lo eres?, los ciudadanos de a pie hemos empezado a conocer esta supuesta enfermedad a través de famosos como Michael Douglas o Tiger Woods, ambos pillados en sendas infidelidades y declarados posteriormente adictos al sexo.

Adicto al sexo de Nuevoloquo

¿Pero esta enfermedad existe en realidad o es una excusa para lavar la imagen?. Sabemos que el DSM-IV, (manual diagnóstico de los trastornos mentales) engloba esta adicción dentro de los trastornos sexuales no especificados. A pesar de esto, muchos profesionales discrepan y lo ven más como un trastorno obsesivo compulsivo, principalmente por la falta de control sobre los pensamientos recurrentes acerca del sexo que le producen inquietud o preocupación y las conductas repetitivas (masturbación, tener relaciones sexuales, consumir pornografía…) que emplea para reducir la ansiedad que le genera dichos pensamientos

Así que hay profesionales que lo califican como adicción y otros que lo ven más como una obsesión.

Y, ¿cómo puede alguien saber cuánto sexo es demasiado?, ¿cómo podemos diferenciar una adicción u obsesión de una pasión por el sexo?, porque para el sexo no tiene por qué haber límites de cantidad, y alguien a quien le interese mucho el sexo no tiene por qué tener un problema, aunque le guste mucho más que a la media de la población.

mujer adicta sexo nuevoloquo

 

Normalmente se relaciona la adicción al sexo con la promiscuidad o la infidelidad, parece que para que alguien sea adicto al sexo tiene que practicarlo con diferentes personas. O sea, que según esto, si alguien tiene dos veces al día relaciones sexuales con una misma persona es menos probable que sea adicto, que si esas relaciones sexuales las tiene con dos personas diferentes…

En lo que no discrepan los profesionales de la salud mental es en que si alguien practica mucho el sexo, se siente bien consigo mismo y no sufre por este motivo, claramente no tiene ninguna adicción u obsesión. Porque para ser adicto u obsesivo, primero hay que tener falta de control sobre el impulso sexual y después hay que sentirse culpable de haber perdido el control, pero hablamos de sentirse culpable  porque nos haya pillado la novia o la esposa, hablamos de sentirse culpable y mal por no haber podido controlarse.

¿Qué opinas?, ¿crees que hay adictos al sexo?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.