¿Es normal hablar durante el coito?

¿Es normal hablar durante el coito? ¿Tú hablas durante el coito? ¿Es una de las cosas que te planteas a menudo? ¿Se puede hablar durante el coito?

En líneas generarles, a las mujeres les encanta hablar durante el coito y a los hombres les pone más, el hecho de mirar. Sin embargo, existen mujeres muy calladas que prefieren concentrarse en lo que están haciendo (o les están haciendo) y hombres con un exceso de verborrea que puede incluso llegar a cansar.

hablar durante el coitoPor otro lado, hay que tener en cuenta que no sólo se trata de hablar durante el coito. Hay que saber qué tipo de lenguaje utilizar, ya que, no es lo mismo decir algo romántico y cariñoso, que utilizar un lenguaje lascivo o malsonante. En todo caso, dependerá de los gustos personales de cada uno. Aunque pueda parecer lo contrario, a todos los hombres no les gusta utilizar un lenguaje obsceno y en cambio hay muchas mujeres a las que sí que les gusta que se les dediquen palabras o frases que fuera de contexto podrían considerarse ofensivas, o cuando menos, burdas.

La falta de confianza, en la mayoría de los casos, o el miedo a decir algo inoportuno, en el momento menos indicado, hacen que nos reprimamos a la hora de hablar durante el coito. Más que a hablar, a mantener una conversación en la cama. La mayoría se conforma con soltar algún que otro gemido acompañado de algún ¡Sigue, sigue! ¡Más, más! ¡Oh, Sí! o alguna frase similar, y no tienen en cuenta que el lenguaje es uno de los más poderosos estímulios sexuales al que podemos y debemos recurrir. Debemos utilizarlo como una forma más de estimulaciónque nos puede ayudar a enriquecer nuestras relaciones sexuales. Ponernos de acuerdo con nuestra pareja, para que no haya malentendidos y alguno pueda sentirse ofendido, y atrevernos a decir lo que sentimos en cada momento, lo que nos gusta que nos hagan en la cama, cómo nos gusta que nos toquen, que nos miren, que nos digan. Explicar con palabras todo lo que vamos sintiendo es un buen potenciador del placer y debemos aprovecharlo siempre que podamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *