Tipos de piercings genitales masculinos

Asunto muy particular éste de los piercings genitales masculinos. Es realmente encomiable saber que hay hombres dispuestos a perforarse el sexo para dar un grado más de placer a su pareja, ya sea estable o esporádica.

También es cierto que, antes de anillarte el sexo, debes tener muy claro si esto es lo que va a proporcionar tanto a tu pareja, como a ti, ese punto que buscas.

Las mujeres tienen dos zonas erógenas por excelencia, que son el clítoris y el esquivo “punto G”. Cuando estimulas una de estas dos zonas con un piercing el placer puede llegar a ser realmente asombroso. Incluso si estimulamos el ano o el perineo frotándolos con el piercing podemos llegar a proporcionar un placer indescriptible.

En el caso de las relaciones anales esporádicas no es tan sencillo, ya que es siempre recomendable utilizar preservativo cuando practicamos sexo anal con una pareja no estable, y el efecto que el piercing produce usando un preservativo es casi imperceptible.

A la hora de hacer una perforación en tu sexo debes, primero, estudiar muy bien qué es lo que buscas ¿Qué es lo que encuentras física y visualmente erótico? ¿Qué tipo de piercing te va a proporcionar el clímax que buscas? Es una decisión muy personal y no debes fiarte de lo que te diga cualquiera.

Puedes debatirlo con tu pareja. Buscad ambos documentación acerca del tema. Este proceso se puede convertir en parte del juego y podría añadir un punto más de complicidad que luego contribuya a mejorar el sexo en la pareja.

Entre los diferentes piercings que un hombre puede poner en su pene están los siguientes:

Piercing genitales

– Piercing del escroto / Hafada

– Piercing del prepucio. Este tipo de perforación está reservada únicamente,y por motivos obvios, a varones no circuncidados.

– Piercing del frenillo. Se coloca justo detrás del glande.

– El llamado prince Albert, es el más común. Consiste en una perforación a través de la uretra.

– Ampallang, es la menos popular  y la que más dificultad conlleva. Se realiza una perforación a través del glande.

– Guiche, se realiza una perforación en el perineo y lleva asociadas muchas complicaciones.

– Dydoe, es el preferido de los varones circuncidados y se coloca en la parte superior o a los lados del glande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *