Tipos de piercings genitales femeninos

Hay muchos tipos de piercings genitales femeninos, la práctica del piercing genital viene siendo algo común en el ser humano desde el principio de los tiempos. Generalmente está asociada a cuestiones meramente estéticas y sociales. Pero hay piercings que son elegidos por  y para la mejora del placer sexual. Hay muchas cosas que una mujer debería saber sobre los piercings genitales femeninos antes de dar este paso.

piercing_femeninoPor supuesto, resulta absolutamente imprescindible ponerse en manos de profesionales. Estos examinarán minuciosamente el sexo de la persona a la que van a realizar la perforación y podrán informar con todo detalle al interesado.

En el caso de la mujer, son diferentes los tipos de piercing que puede realizarse en su sexo.

Podemos ver los piercing en el capuchón del clítoris. Este tipo de piercing pueden ser verticales y horizontales. Esto casi nunca es elección de quién se hace el piercing ya que es el especialista  el que debe decidir en qué dirección ha de hacerse la perforación.

Por otro lado, tenemos los piercing de clítoris. En este caso, el riesgo es mucho mayor que los “piercings capucha” ya que aquí sí se perfora el clítoris. No todas la mujeres pueden realizarse un piercing de este tipo y debe ser un profesional muy experimentado el que dictamine si una mujer es anatómicamente adecuada para este tipo de anillado. En el peor de los casos, de no realizarse bien o no ser anatómicamente adecuada, la mujer podría perder la capacidad de alcanzar el orgasmo o, incluso perder, la sensibilidad en toda la zona. Decorarse con piercings se ha convertido en moda y muchas veces no se acude a un especialista adecuado, si vas a ponerte un piercing en una zona tan delicada lo ideal sería consultar con un profesional.

Por último están los piercings labiales. En lo que a la mujer respecta, son meramente estéticos ya que no afectan en ningún caso al placer sexual femenino, al encontrarse demasiado lejos del clítoris. El único placer que proporcionan estos piercings reside en la excitación que le pueda producir a tu pareja visualmente.

Así pues el placer ya no sólo reside en quien se hace el piercing, la pareja también lo disfruta viéndolo, tocándolo, chupándolo, es un juego más que animará las relaciones.

¿Cuántos piercings tienes?¿Dónde los tienes?¿Cómo los disfrutas? Cuéntanos que queremos disfrutar contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.