Real Touch: La solución a las noches perdidas

Real Touch surge como solución a un problema existente hace miles de años.

Los hombres, al igual que las mujeres, con el objeto de lograr un momento placentero y conseguir un orgasmo recurren a la masturbación. Para realizar esta práctica podemos contar con la ayuda de otra persona, pero lo normal es que, como Juan Palomo, lo hagamos por nosotros mismos.

La forma más habitual y sencilla es estimulando el pene con la mano. Lo que se conoce vulgarmente como “hacerse una paja” o “tocar la zambomba”. Pero otra de las opciones que tenemos, es utilizar algún tipo de objeto que nos ayude a conseguirlo. Este tipo de productos son los llamados masturbadores masculinos.

Real-touch-1Los hay de varios modelos, pero los más habituales son los vaginales, los anales y unos que simulan una boca. Cada uno nos proporciona un mundo de sensaciones diferentes.

Dentro de esta amplia gama de productos, destinados a conseguirnos jornadas inolvidables de placer, está Real Touch. Real Touch es el masturbador definitivo. Un masturbador masculino con múltiples opciones.

A diferencia de Flip Hole, Real Touch es totalmente automático. Sólo tienes que ponértelo, encenderlo y él hace el resto. Está compuesto por unas bandas con motores, parecidas a una cinta andadora, fabricadas con una silicona especial. También dispone de un sensor de calor para regular la temperatura y un sensor de presión. Pero eso no es lo mejor.

Real-touch-2Puedes conectar tu Real Touch a tu ordenador, instalar el software que trae y mediante este software acceder via Internet, a 9 videos pornográficos con diferentes prácticas sexuales. Según se reproduce uno de estos vídeos, el software irá mandando señales al Real Touch para que nos provoque las mismas sensaciones que sentiríamos si fuéramos los protagonistas de esas películas. Es decir, si, por ejemplo, en el vídeo aparece una felación, Real Touch modificará el tipo de estimulación para conseguir que sientas realmente que te están haciendo una mamada.

Con tantas prestaciones, para un producto automático, el precio no es excesivamente caro: 150 $ (unos 115 €).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.