La penetración: ¿qué sentimos cuando estamos dentro de ellas?

Por supuesto todos tenemos una idea de lo que es una penetración y de lo que se puede sentir: es dulce, es excitante, caliente, húmedo… Pero, ¿qué sentimos realmente cuando estamos bajo ellas o sobre ellas, cuando vemos sus párpado entornados, y las observamos saboreando su voluptuosidad?

Ante la pregunta “¿Qué siente Vd. cuando penetra a una mujer?”, las reacciones son muy variopintas. Pasada la primera impresión, algunos declinaron la invitación a contestar, aunque en la cara se percibía que la pregunta les había entrado en el fondo de su cabeza y se marchaban analizando para sí la posible respuesta.

la-penetracion-¿que-sentimos-cuando-estamos-dentro-de-ellas?Algunos otros se mostraban excitados de inmediato. Algunos se lo tomaron con humor, otros le daban un rollo metafísico, otros más perverso… De modo que hubo que centrar un poco el asunto. ¿Cuáles son las primeras palabras que vienen a la mente cuando pensamos en la penetración? Podríamos esperar respuestas del tipo «calor”, “suavidad”, “humedad»… Pero surgieron otras como «seda», » terciopelo». De hecho, todos coinciden en que la textura es fundamental, y, desde luego, diferente con cada mujer.

«Hay vaginas agresivas. Otras infantiles… asustan. Quizás las vaginas marcan la personalidad de la mujer y su principal característica como tímida, elegante, animal, brutal, desagradable. En algunas parece que flotas y no sientes nada. No vibran…»(Emmanuel, 52 años)

» Conocí a una chica con una vagina granulosa y esto me molestaba. Tenía la impresión de estar en un guante con arena » (pascual, 36 años)

» Están también los perfumes. Los olores. El resto del cuerpo. Lo que ella hace por nosotros. Es difícil de aislar la sensación de penetración de todo lo que lo rodea. Es global. » (Julien, de edad de 34 años)

» Es fluido, envolvente. » (Bernard, de edad de 28 años)

» Es absorbente, vibrante, acogedor. » (Pascual)

» Con o sin preservativo, cambia todo. Sin, percibimos mucho mejor» (Julien)

«La presión, el calor, la forma en que juega con nuestro muñeco. Esto es lo que hace la diferencia. Acariciando o no, deslizando o no. Más o menos húmeda: demasiado, no es cómodo. No se siente nada «(Pascal).

Como veis son muchas las descripciones y cada una, con una forma muy personal de detallarnos lo que se siente cuando llegamos al momento de la penetración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.