Sexo anal. Algunas consideraciones a tener en cuenta

Algunas veces, cuando estamos un poco hartos de la postura del misionero, la amazona y el perrito… se nos ilumina la bombilla, surge ese susurro en la oreja de ella, comenzamos el protocolo seductor y tratamos de que ella nos deje probar por otro agujero, que no sean los de siempre. Queremos sexo anal. Hasta ahí… todo correcto.

Mientras tú estás contemplando la posibilidad con verdadera ilusión, por decirlo de alguna manera, y te vas excitando cada vez más, vas desplegando todos los encantos que se te ocurren para que le resulte una experiencia romántica como ninguna. Pero puede que a ella no se le quite de la cabeza la imagen de un lanzacohetes apuntando a su culo. ¿Va a gozar o a morir?

sexo-analLo siguiente que se te ocurre es ponerle vídeo porno, para que vea que eso es maravilloso. Puede incluso que llames a alguna amiga que sepas que lo ha hecho o a algún amigo gay para que presentarle testimonios a favor de tu objetivo.

Con suerte, consigues que acepte. Puede incluso que consigas que tu compañera de sexo tenga un orgasmo. Tú también. Recogeréis los fluidos que a buen seguro saldrán por su ano y todo habrá salido estupendo… en principio.

Debes recordar que su cavidad anal es un espacio muy pequeño y no puedes introducir tu pene de cualquier manera y de forma inmediata. Si no tienes paciencia, si te cansas de llamar a la puerta de atrás y de que no te abran y decides tirarla abajo, es muy probable que la rompas de manera irreparable.

Hay un refrán muy viejo que dice: “Aburrirse es como esperar nueve días despierto a que se te cure el culo roto”. Un agujero de bala tarda aproximadamente eso en comenzar a sanar. Y es el tiempo recomendado a respetar entre cada cita de sexo anal.

Ten en cuenta que el cuerpo humano tiene una serie de agujeros de entrada y salida. No se trata de repetir los argumentos de los homófobos, sino de recordar que hay que tener mucho cuidado al practicar sexo anal. Ése agujero no está diseñado, en principio, para eso. Hay que prepararlo muy especialmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.