El complejo de Dafne. Cómo superarlo

El complejo de Dafne, también conocido como angustia a la penetración o miedo a la penetración, es una situación que se produce en muchas mujeres por la que, debido a diversos factores, temen experimentar su sexualidad con libertad. Debido a esta situación no se tiene una vida sexual normal y esto afecta, de una manera muy importante, a las relaciones de pareja. Sin embargo, es posible superar esta patología. Te vamos a dar unos consejos para que puedas superar el miedo a la penetración y conseguir una vida sexual plena.

el-complejo-de-DafneLas mujeres que padecen el complejo de Dafne se sienten atraídas sexualmente por un hombre, pero cuando llega el momento del contacto sexual, sienten una gran inseguridad y unas ganas de evitar a toda costa la penetración. Incluso, aunque en muchos casos accede al coito, el estado de ansiedad o frustración en el que se encuentran,  les provoca espasmos en la zona vaginal, haciendo que el coito resulte más difícil y doloroso. Cuando esta situación se convierte en habitual, la mujer acaba por renunciar al sexo.

Algunas de las causas que puede provocar este complejo de Dafne son:

– Una educación sexual restrictiva que provoca que el sexo se vea como algo negativo

– Experiencias traumáticas relacionadas con el sexo, como abusos o violaciones

– Desconocimiento del cuerpo y de cómo funciona el sexo, lo que hace que se tenga miedo a la penetración

– Problemas de pareja que hacen que se desarrolle un rechazo hacia ella y, por consiguiente, al sexo y al coito

Para poder superar este complejo, en primer lugar debemos admitir que tenemos un problema, buscar la causa y encontrar la solución

Si nuestro miedo proviene por una falta de educación sexual o por haber recibido una muy restrictiva, debemos recibir la información necesaria para que nuestros conocimientos con respecto al sexo sean los adecuados. Podemos acudir a un sexólogo o consultar libros especializados en el tema.

Si nuestro problema se debe a que hemos sufrido algún tipo de abuso, debemos acudir a un psicólogo para que nos ayude a superar esos miedos y podamos lograr una vida sexual satisfactoria.

En el caso de que los problemas vengan por una crisis con nuestra pareja, debemos hablar con ella del tema y, en caso necesario, acudir a algún tipo de terapia que nos ayude a superarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *