El cunnilingus: técnica y posturas

Preliminar amoroso

Consideramos que el cunnilingus es el equivalente femenino de la felación. Proviene del latino «cunnus», la vulva, y “lingere», lamer. Es una práctica sexual oral que consiste en estimular la vulva, el clítoris y la entrada de la vagina con la ayuda de la lengua, los labios y la boca. Esta caricia provoca sensaciones intensas de placer, que pueden llevar hasta el orgasmo.

La técnica

Las caricias manuales son a menudo preliminares en el cunnilingus con el objeto de hacer subir la excitación. Luego, el hombre acerca su boca a la vagina y pasa a los besos. Abraza, roza, mordisquea, chupetea, lame… ¡Todo es valido! Las succiones ligeras son también muy eficaces. No dudes en hacerle sugerencias a tu compañero. Es el mejor medio para que sepa lo que le gusta.

A veces, se puede utilizar un lubrificante, pero la saliva puede muy bien hacer las veces.

el-cunnilingusLas zonas sensibles

El punto más sensible es el clítoris. Este pequeño botón mágico se sitúa delante de la vagina, escondido entre los dobleces de los labios interiores. Pero no por ello, las zonas próximas deben ser descuidadas: Los labios pequeños, la entrada de la vagina y eventualmente los alrededores del ano son ricos en captadores de placeres. Si dudas, pregúntale a ella.

Las diferentes posiciones

El cunnilingus puede ser practicado en diferentes posiciones:

– La postura clásica: – La mujer acostada sobre la espalda, las piernas plegadas o apartadas. Su compañero acostado o de rodillas, la cabeza entre sus piernas.

– La posición 69: el hombre y la mujer se situán invertidos, con la boca de cada uno a la altura del sexo de sus compañero. La mujer le practica una felación a él mientras él le practica el cunnilingus. El placer es compartido.

– La mujer se sitúa sentada sobre de la cara de su compañero. En este caso, puede tener allí penetración lingual.

– La mujer de pie y el hombre sentado o de rodillas. Pero en esta posición, es difícil alcanzar el clítoris.

La higiene

Una higiene perfecta es indispensable antes de un cunnilingus. Si no estás muy seguro, es mejor tomar una duchita con agua clara antes de empezar. Esto permitirá limpiar el sudor y las pérdidas naturales. Si aún así, persiste algún olor desagradable, lo mejor el hombre es utilizar lubrificantes aromatizados.

En el período de la regla, la práctica del cunnilingus sigue siendo posible, excepto si la chica es seropositiva. Pero ciertos hombres pueden sentir rechazo ante la vista de la sangre. Es muy comprensible. Lo dejaremos para otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.