El sexo oral. ¿nos gusta a todos de igual manera?

El sexo oral, es la golosina preferida de los chicos. La práctica ineludible en los preliminares, según el Kama-Sutra… Pero no todos nos entregamos con la misma alegría.

sexo-oralEl 80 % de los adultos practican el sexo oral

En primer lugar, hay un par de palabras: felación y cunnilingus. Mientras que el primero tiene una sonoridad sedosa, el segundo está lleno de asperezas y vocales cerradas. Para pronunciarlo hay que poner boca de piñón, lo que por otro lado, es un gesto erótico exquisito. Es el beso que une labios bucales y sexo.

El 20% de los adultos no practican sexo oral. Sólo el 3% lo practica después de 15 años de matrimonio.

Pero, ¿cómo lo vivimos? Os pasamos algunos ejemplos dispares:

El sexo oral según las mujeres :

Andrea, de 36 años, periodista:

“Me encanta. Cuando deseo a un hombre, necesito tomarlo con mi boca. Es instintivo. Cuando siento el sexo del hombre al que deseo estremecerme e hincharse entre mis labios, esto me vuelve loca. Es a la vez violentamente sexual y amoroso, como un beso. Con la boca y la lengua, estamos más cerca del cuerpo del otro. Más aún que con los dedos o el sexo. Puedo sentir sus palpitaciones más ínfimas, los cambios de consistencia, la dureza tan especial que precede al orgasmo. Cuando veo que le he llevado a la cumbres del goce, esto me hace a la vez orgulloso y satisfecha. No necesito reciprocidad automática. No soy, por otra parte, una entusiasta del 69. A veces me duermo teniendo el sexo de mi compañero en la boca, como un chupete de carne. Ahí, no es cuestión de goce. Es una ternura absoluta.»

Marta, de 25 años, estudiante

“No me gusta chupar. Tengo la impresión de que a los hombres les gusta más esto que cualquier cosa y me hace pensar que mi cuerpo de mujer no es importante. No es necesaria ninguna diferenciación sexual en la felación. Un hombre puede hacérselo a otro hombre. No eres más que una boca que podría ser cualquier boca o una máquina perfeccionada. Algunos te sujetan la cabeza para estar seguros que te lo vas a tragar. Después te encuentras con eso en la boca y no sabes que hacer con ello. Lo escupes discretamente a la sábana. El chico está satisfecho y no se da cuenta de lo mal que lo estás pasando. Tuvo lo que quería. No existes más para él.”

En definitiva, es en la sexualidad oral en lo que se expresa la calidad de la función erótica. Una sexualidad oral armoniosa supone haber atravesado las barreras del pudor. La carga emocional y afectiva es mucho más importante aquí que en el momento de la penetración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.