La primera relación sexual

Las relaciones sexuales son mucho más que la mera penetración. Son también el desarrollo de la intimidad entre dos personas y la exploración de una variedad de comportamientos sexuales.

Cada persona vive varias «primeras veces»: el primer beso, las primeras caricias encima o debajo de la ropa, la primera vez que se desviste delante de alguien, los primeros tocamientos de los pechos o de los órganos sexuales, la primera relación oral-genital, la primera penetración vaginal, etc. Estas primeras veces pueden ser vividas con el mismo compañero en el transcurso del tiempo, o con diferentes parejas.

primera-relacion-sexualDecidir tener una relación sexual es una elección personal importante. Esto pasa en el momento en el que lo deseas. Una relación sexual se vive a dos. Cada uno de los componentes de la pareja debe estar preparado. Si no lo están al mismo tiempo, es importante que cada uno respete el ritmo del otro para ir avanzando etapa por etapa.

Para la mitad de los adolescentes, la primera relación sexual con penetración tiene lugar hacia los 15-16 años. Recordemos que estamos en una edad bastante complicada. Muchos cambios personales, afianzamiento de valores, cambios hormonales, afirmación de la personalidad, disputa con todo lo que se mueve a su alrededor… Todo lo que ocurre a esta edad tiene una importancia y una relavancia ciertamente importantes. Si nos metemos en la piel del adolescente, es normal que se muestre preocupado por el asunto. Por eso, quizás sea bueno anotar 3 etapas que ayudarán a que todo salga bien:

1-No hace falta planificar absolutamente todo por anticipado, para que sea lo más fresco posible, pero hablar de sexualidad con la pareja ofrece muchas ventajas: conocerse mejor, compartir sus temores y sus preocupaciones, compartir sus deseos y sus espectativas, etc. Estos intercambios son a veces cortantes, pero evitan muchos malentendidos y decepciones.

2-La utilización del condón es simple, asequible y accesible para sacar pleno provecho de una relación sexual. El condón permite actuar con toda confianza, sin temor a que esta relación les lleva a un embarazo no deseado e incluso a una infección transmisible sexualmente.

3-Para evitar un embarazo no deseado, es importante pensar en un medio de contracepción que complemente al condón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.