Masaje tántrico con final feliz para hombres

El tantra es una disciplina del yoga que se ocupa de la parte sexual y que nos hace ver los encuentros sexuales como una búsqueda espiritual que sirve para el crecimiento tanto individual como de la pareja. Dentro de las variadas técnicas del sexo tántrico, encontramos los masajes tántricos que suponen una experiencia muy placentera que nos transporta a nuevos niveles de placer. Hoy veremos cómo se le hace un masaje tántrico con final feliz a un hombre.

La principal diferencia del masaje tántrico con el masaje erótico tradicional, es que la finalidad que se persigue, no es que tu pareja eyacule sino que se estimule la energía de su pene de modo que experimente otro tipo de placer mucho más excitante.

masaje-tantrico-con-final-felizLo primero que debemos hacer es crear un ambiente adecuado para la relajación. Crear una atmósfera en la que se consigan calma y placer. Para ello puedes utilizar velas aromáticas o inciensos y música relajante. Es importante elegir un momento del día en el que nada nos vaya a interrumpir, ya que, no se trata de un encuentro de sexo rápido.

Excita y estimula a tu pareja del mismo modo en que lo haces habitualmente. Desnudándote con sensualidad, acariciando su cuerpo y dejando que acaricie el tuyo, disfrutando del olor de vuestra piel, del sabor de los besos o susurrando palabras eróticas al oído. Es muy importante la respiración, debe ser lenta y pausada.

Debes conocer los puntos sensibles de los genitales de tu pareja, para poder llevar a cabo este tipo de masaje. Los testículos, el escroto y el perineo son también zonas muy importantes que generan mucho placer. Es muy importante usar lubricación. Existen en el mercado aceites suaves que además sirven de hidratante y facilitarán tus movimientos consiguiendo sensaciones mucho más placenteras.

Para realizar un masaje tántrico deberás utilizar las dos manos, haciendo movimientos ascendentes, desde la base del pene hasta el glande, y descendentes más suaves con una mano mientras la otra masajea los testículos, el escroto y el perineo manteniendo un ritmo pausado. Debes coger el pene y los testículos con toda la palma de tus manos, suavemente, pero a la vez con firmeza.

Tú también puedes disfrutar con esta práctica y compartir tu energía con tu pareja a la vez que la haces disfrutar. Conseguirás crear estrechar los lazos y tener una mayor intimidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.