Yvonne Knibiehler: La virginidad femenina está lejos de ser un asunto caduco.

Incluido en nuestra sociedad sexualmente liberada, para algunos, la virginidad sigue ocupando un lugar simbólico muy importante. La escritora Yvonee Knibiehler nos das algunas claves sobre el asunto.

Pregunta: ¿La virginidad femenina puede parecer atrasada en una sociedad como la nuestra, sexualmente liberada? ¿Por qué escribir un libro sobre este asunto?

Yvonne Knibiehler: La virginidad femenina es, en realidad, un tema muy actual. Si la desfloración tuvo lugar como un acontecimiento fisiológico insignificante, nos hemos dejado un paso sin dar. Perder la virginidad debe significar dejar la infancia, descubrir al otro, el acercamiento al otro sexo. Es cruzar el umbral.

yvonne-knibiehlerEn algunas culturas, como la musulmana, en las que la reparación del himeneo o el certificado de virginidad está aún vigente en algunos grupos de esta sociedad, el tema de la virginidad choca de frente con planteamientos como el de Paris Hilton, que cuenta a sus amantes por centenas. Pero la propia Paris Hilton declaró que haría “reparar” su himeneo el día que se casara.

La virginidad femenina también está en la fuente de numerosos sucesos curiosos. De modo que es un asunto que sigue siendo vigente en las sociedades denominadas modernas. Si no, recordemos el caso de esta estudiante americana que sacó a subasta su virgnidad para financiar sus estudios. O más aún,  judicial entre esta pareja  cuyo matrimonio fue cancelado por el esposo cuando descubrió que su mujer no era virgen. Lejos de lo que podría pensarse, la virginidad femenina tiene todavía un sitio simbólico considerable en nuestra sociedad.

Pregunta : Pero, sin embargo, la virgnidad parece haber perdido todo valor…

Yvonne Knibiehler: La virginidad consagrada, por ejemplo, no desapareció en absoluto. Al contrario. El número de mujeres que prometen celibato y castidad para dedicársele a Dios y a otras no deja de aumentar en Occidente y en América. Particularmente en latinoamérica. Lo mismo, en los Estados Unidos, el movimiento No-Sex-Movement, que comienza a incrementar su número de seguidores en Europa, reúne a gente que piensa realizarse personalmente controlando su sexualidad. Desde los años 70, atravesamos un período de sexualidad triunfante donde había que hacer el amor lo antes posible y gozar lo más intensamente posible. Pero parece que hayamos llegado a las puertas de un período un poco diferente.

Pregunta: ¿Que simboliza a la virginidad?

Yvonne Knibiehler: En la naturaleza, todo ser vivo es hecho para reproducirse y se reproduce cueste lo que cueste. El culto a la virginidad y a la castidad es, pienso, una reacción de seres humanos que no quieren ceder ciegamente a las fuerzas de la naturaleza. Se trata de protegerse contra esta potencia extraordinaria de la sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.