Consejos para la falta de deseo sexual

Más del 50% de las personas que recurren a terapias sexuales lo hacen debido a problemas relacionados con la falta de deseo sexual. Sin embargo, el problema no es tanto que uno de los miembros de la pareja crea que la cantidad de sexo de la que disfruta es poca y que sería más feliz con una mayor cantidad de sexo, sino que los niveles de deseo de ambos no son compatibles. Normalmente, suele recurrir a este tipo de terapias la parte de la pareja que tiene un nivel más bajo de deseo sexual.

Es fácil que en una pareja se encuentren diferencias en lo que se refiere al deseo sexual. Debemos tener en cuenta que se trata de dos individuos con personalidades distintas que, salvo infidelidad, mantienen el mismo número de relaciones sexuales, con el mismo tipo de prácticas, de posturas y las realizan en el mismo sitio y en el mismo momento. Sin embargo, el apetito sexual de cada uno es diferente por lo que las discrepancias suelen aparecer pronto.

falta deseo sexualDebemos tener en cuenta que este tipo de discrepancias, en cuanto a los niveles de deseo sexual, son normales y no se debe culpar ni al que tiene menos ganas de sexo ni al que quiere más. Para los que tienen los niveles de libido más baja, les pueden resultar útiles estos consejos:

– Acude a un especialista para determinar si tu falta de deseo sexual tiene una causa más profunda que la simple falta de ganas por tener sexo. Es habitual tener la libido baja de vez en cuando, pero si se convierte en algo continuo es posible que su causa sea otra. Las más comunes son: Estrés, uso de anticonceptivos o algunos medicamentos, relaciones sexuales dolorosas o insatisfactorias y problemas en la relación de pareja.

– Estimula tu deseo sexual. Si te sientes más estimulado subirá tu nivel de deseo sexual. Puedes recurrir a películas porno o a novelas eróticas y fantasear con ellas.

– Muéstrate dispuesto siempre para el sexo aunque no te apetezca mucho. De este modo disfrutaras de las caricias, de la estimulación y el placer aunque no llegues al orgasmo.  Recuerda que el sexo llama al sexo. No siempre va a ser todo o nada.

– Cambia el concepto del sexo. No sólo se disfruta con la penetración o la estimulación de los genitales. Aprende otras formas de disfrutar con tu pareja haciendo hincapié en los besos o las caricias sin tener que llegar siempre al coito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.