Eyaculación retrógrada. Síntomas y causas

Cuando el semen, en vez de salir al exterior por la uretra, se introduce en la vejiga y es expulsado más tarde a través de la orina, nos encontramos ante la llamada eyaculación retrógrada. Las relaciones sexuales se practican con normalidad, pero la diferencia está en que el semen sigue dentro del cuerpo del hombre.

Cuando se produce un orgasmo en un hombre, todos los músculos del perineo y la próstata se contraen y las vesículas seminales impulsan el semen hacia la uretra, a la vez que se cierra el cuello de la vejiga, y el semen es expulsado al exterior. Si por algún motivo, el cuello de la vejiga no se cierra con normalidad, el semen se introduce en ella produciendo la eyaculación retrógrada.

eyaculacion-retrogradaLos síntomas de este tipo de trastorno se limitan a expulsar poco semen o nada durante la eyaculación y a tener la orina de un color un poco turbio después de un orgasmo. No se trata de un trastorno habitual en los hombres y, además, no conlleva ningún tipo de riesgo tener el semen dentro de la vejiga. Este se mezclará con la orina y será expulsado durante la micción.

Este tipo de eyaculación suele darse en personas que padecen diabetes o que hayan sido operadas de próstata. También se da en casos de personas con lesiones en la espina dorsal y en aquellas que padecen hipertensión y utilizan algún tipo de medicación.

Para combatir la eyaculación retrógrada se suelen utilizar medicamentos que contienen imipramina, un componente habitual de los antidepresivos. Existe la creencia de que tomar bicarbonato sódico (una cucharada cada seis horas) soluciona el problema, pero no se ha demostrado que sea una terapia eficaz.

En caso de que un hombre sufra de eyaculación retrógrada porque padezca diabetes, lo mejor es que la tenga bien controlada, que haga ejercicio físico con regularidad y que mantenga una dieta adecuada. Si se produce después de haber sido operado de próstata, lo mejor es que acuda a su médico para que busque la mejor solución.

Aunque no se trate de un trastorno grave y que deba preocuparnos, sí debemos tener en cuenta que puede producir casos de infertilidad, ya que el semen no sale al exterior y, por tanto, no se dan las condiciones para que pueda fecundar a una mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.