El derecho a la sexualidad humana

El derecho a la sexualidad humana

La Organización Mundial de la Salud cataloga la sexualidad humana como uno de los aspectos centrales en la vida de las personas. Dentro de la sexualidad humana estás recogías tanto el sexo, el erotismo, las diferentes identidades sexuales, los denominados roles de género, el derecho al placer, a la intimidad, a la reproducción y a la propia orientación sexual.

El derecho a la sexualidad humana
El derecho a la sexualidad humana

La sexualidad humana se presenta y manifiesta a través de los valores, las diferentes relaciones interpersonales, las creencias, las fantasías y deseos, las conductas y los pensamientos. Aunque todas estas son manifestaciones de la sexualidad humana no es necesario que todas se expresen permanentemente.

La sexualidad humana no sólo está condicionada por la genética y los deseos del individuo sino que numerosos factores externos pueden llegar a condicionarla en diferentes sentidos. Los factores políticos, sociales, culturales, económicos, éticos, legales, históricos y religiosos suelen jugar un papel clave a la hora de entender la sexualidad de cualquier individuo. Para el desarrollo que cualquier tipo de sexualidad es tan importante lo que sucede en el interior del individuo como  lo que sucede en torno a él.

La cuatro características básicas de la sexualidad humana son el erotismo, es decir, la capacidad para experimentar placer por medio de la respuesta sexual, los vínculos afectivos que giren en torno al individuo en cuestión o, lo que es lo mismo,  la capacidad para establecer relaciones con otras personas, el sexo genético, el que se hereda, y físico, el que se manifiesta, y la reproductividad, que no es más que la capacidad de alcanzar los sentimientos maternales o paternales que favorezcan el desarrollo y la educación de la descendencia.

Las propuestas de la OMS en 2006 sobre los derechos sexuales del individuo son los siguientes:

1. El derecho a gozar de plena libertad sexual.

2. El derecho a contar con la autonomía, integridad y seguridad sexuales del propio cuerpo.

3. El derecho a la privacidad sexual.

4. El derecho a la equidad sexual,

5. El derecho gozar del placer sexual.

6. El derecho a la expresión sexual emocional.

7. El derecho a la libre asociación sexual.

8. El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.