El morbo del sexo en lugares públicos

El morbo del sexo en lugares públicos añade excitación a la relación sexual

A todos nos ha sucedido alguna vez. Todos hemos sentido que la excitación se multiplica cuando sentimos que estamos transgrediendo alguna norma. Tener sexo en lugares públicos, en algunas ocasiones, añade al calentón del momento esa excitación que produce el miedo a que seamos descubiertos. Para mucha gente esa sensación hace que toda esa mezcla de tensión, excitación y sexo desemboque en un orgasmo de placer indescriptible.

El morbo del sexo en lugares públicos añade excitación a la relación sexual
El morbo del sexo en lugares públicos añade excitación a la relación sexual

Incluso hay personas que no se han atrevido  a probarlo pero forma parte de sus fantasías sexuales  más recurrentes.Por supuesto que a la hora de hacer realidad nuestras fantasías, debemos tener en cuenta las consecuencias que esto nos puede traer. La discreción es fundamental a la hora de practicar sexo en lugares públicos. Una cosa muy a tener en cuenta en estos casos es saber que, en según qué sitios, no hay mucho tiempo para preliminares. Debemos tener en cuenta que si estamos en un probador de una tienda, en un baño de un bar o algún sitio de características similares tenemos que ir al grano, ya que el tiempo del que disponemos es muy limitado. No pasa nada aunque no haya muchos preliminares ya que la sensación de miedo a que nos pillen ya es suficiente por si sólo para excitarnos.

Tener claras las posturas que sí son oportunas y las que no también ayuda a que la cosa acabe bien. No hay que perder el tiempo en desvestirse, debemos quitarnos el mínimo de ropa posible. Mucho cuidado con los gemidos, aullidos y demás manifestaciones sonoras ya que los jadeos y gemidos puede delatarnos rápidamente. Debemos también tener en cuenta que a las chicas les cuesta más el sexo rápido ya que ellas necesitan de más preliminares para lubricar y que la penetración sea placentera.

Os comentamos las mejores posturas para una serie de lugares  extremadamente morbosos:

 1. En un ascensor la mejor posición es la del perrito con ella agachada y apoyada con la cabeza en la pared.

2. En un probador de una tienda de ropa, lo mejor es probar con ella subida encima de él y apoyada contra el espejo del probador.

3. En casa de tus suegros, por supuesto con tus suegros en casa, en la encimera de la cocina o en el baño, cualquier postura es igual de gratificante en este caso.

4. En la piscina de tu comunidad, si te atreves a tener sexo dentro del agua un buen sitio es la escalerilla de la piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.