La primavera la sangre altera

En primavera se revoluciona la libido

Todos conocemos el antiguo dicho de “la primavera la sangre altera”. Pero, ¿qué tiene de cierto?. Los expertos argumentan que, debido al cambio de estación, los días son más largos, con lo que disfrutamos de la luz del sol  durante más horas y esto hace que la vitamina D sea más fácilmente absorbida por nuestro cuerpo. La alta concentración de esta vitamina en los hombres genera mayor producción de testosterona que, como sabemos, es la hormona sexual masculina por excelencia. Esto desemboca en un aumento del deseo sexual. El cuerpo humano presenta concentraciones más bajas de vitamina D durante el invierno, con lo que, al llegar la primavera, con más luz y días más largos los niveles aumentan rápidamente.

En primavera se revoluciona la libido
En primavera se revoluciona la libido

Otro factor que hay que tener en cuenta es el aumento de las endocrinas, tanto en hombres como en mujeres. La exposición a la luz del sol hace que segreguemos endorfina, Las endorfinas ,también llamadas hormonas de la felicidad, disipan nuestro estrés, nos hacen sentirnos más animados y, por lo tanto, nos hacen estar más receptivos al sexo.

Otro cambio trascendente respecto del invierno es que, con la primavera, nuestra vida social se revitaliza. Nos apetece quedar más con los amigos, las noches son más agradables y propician salir a cenar o de copas. Y, por supuesto, nuestras ropas son más ligeras y dejan menos a la imaginación. Todos estos granitos se van juntando hasta hacer que nuestra libido  alcance sus cotas más altas.

Aunque, en realidad, no exista ninguna explicación científica demostrada que respalde que es la llegada de la primavera la culpable de que nuestro deseo sexual aumente, bien es cierto que  si sumamos todos estos pequeños detalles podemos formar una teoría que explique la relación entre primavera y aumento del seso sexual.

Cada estación tiene sus problemas en su elección con el sexo. En verano, es cierto que los días son largos pero, durante casi todo el día y  gran parte de la noche, hace demasiado calor y esto desemboca en pereza. El sexo y la pereza no se llevan bien. En Otoño estamos todavía con la resaca del verano y los días cada vez son más cortos y tristes. En invierno hace demasiado frío, los días son cortos y oscuros. La primavera, en cambio, es perfecta para la práctica del sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.