Diferentes lubricantes íntimos

Lubricantes íntimos

Una relación sexual puede ser aún más divertida con el uso de lubricantes íntimos. El uso de este tipo de productos es una forma sencilla y divertida de multiplicar el placer. En realidad, los lubricantes íntimos se pueden utilizar tanto en los momentos en que disfrutamos sexualmente de nuestra soledad, como en aquellos en los que los compartimos con quien o quienes queramos o podamos hacerlo.

Lubricantes íntimos
Lubricantes íntimos

Los lubricantes íntimos están especialmente recomendados para la práctica del sexo anal dadas las características concretas que esta práctica presenta pero, por supuesto, su uso no se limita a él. Cualquier clase de encuentro sexual se hace mucho más excitante con la aplicación de un lubricante íntimo. Desde la masturbación hasta la penetración de cualquier tipo.

Es importante saber que, en el caso de que tengamos algún problema de piel o alergia a alguno de los productos que lo componen  puede provocarnos algún tipo de irritación. Esto es algo que casi nunca sucede pero que es bueno tener en cuenta para, antes de aplicarlo, haberlo probado en alguna parte del cuerpo menos sensible. Si, a pesar de las precauciones, se produce algún tipo de reacción es recomendable ovar con abundante agua y un jabón de ph neutro.

Existen tres grandes grupos de lubricantes íntimos. La clasificación corresponde a la base que llevan en su composición. Son los siguientes:

1. Lubricantes íntimos que llevan el agua como base. Suelen contener glicerina. Son los más comunes y los más seguros para utilizar tanto con preservativos de látex como con juguetes sexuales. Son muy fáciles de limpiar y no son nada irritantes.

2. Lubricantes íntimos con base de silicona. Son más duraderos de los de base de agua. Están recomendados para utilizarse con preservativos de látex pero no con juguetes sexuales de silicona, ya que podrían darse reacciones entre los compuestos. En algunos casos puede provocar irritaciones por la silicona.

3. Lubricantes íntimos a base de aceite. Son los más recomendados para realizar masajes eróticos ya que suelen contener vaselina lo que les da un tacto especialmente suave.Sin embargo se llevan mal con el látex y con la goma por lo que no se deben utilizar ni con preservativos ni con juguetes eróticos de ningún tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.