Poner un preservativo sin romper el encanto

Colocar el preservativo con imaginación ayuda en la relación sexual

Aunque pueda sonar a broma, a muchas personas se les da muy mal poner un preservativo. Esto no es patrimonio exclusivo de la conocida torpeza masculina. Este curioso fenómeno se da con la misma frecuencia  en hombres y en mujeres. Como no se trata de romper el ritmo perdiendo el tiempo en ver si es hacia arriba o hacia abajo, vamos a dejar algunas técnicas para poner un preservativo sin miedo a romper el encanto.

Colocar el preservativo con imaginación ayuda en la relación sexual
Colocar el preservativo con imaginación ayuda en la relación sexual

1. La opción atrevida. Después de unos buenos preliminares, te lanzas y le pides que te ponga un preservativo. Que te lo pongan en vez de hacerlo tú, siempre ayuda a mantener la erección. El problema viene si si tu pareja no tiene experiencia o confianza. En cualquier caso, si no se atreve y lo dice no hay mayor problema. Los daños pueden venir cuando es inexperta y no sabe pero no tiene reparo en intentarlo. Las consecuencias pueden ser terribles.

2. Opción pillar por sorpresa. Te pones tú mismo el condón antes de empezar. No cuentas con nadie y en el momento que se dan las circunstancias tu sales ya con tu preservativo calzado. La ventaja principal es que no tienes que contar con nadie y evitaras la típica pregunta de «¿te lo has puesto?». Las desventajas son varias. La más dramática es que al final no consumes el coito y te vuelvas a casa con el rabo entre las piernas y un preservativo puesto.

3. Opción discreta. Aprovechas un buen cunnilingus, en la que ella estará distraída, para ponértelo. Esta técnica requiere mucha práctica y flexibilidad. La transición no se nota, el paso a la penetración es instantáneo y la mayoría de chicas se quedarán  admiradas por completo. Desventajas, la falta de práctica puede conllevar consecuencias impredecibles.

4. Opción por detrás. Un buen masaje de espalda mientras te  introduces en la postura del galgo te va a dar todo el tiempo del mundo para ponerte el condón correctamente. No es nada estresante y llama a una postura muy agradable. Desventajas, te puedes cargar el condón con el aceite de masaje si no tiene mucho cuidado. Además, podrías llegar a descuidar en algún momento el buen masaje que habías prometido.Póntelo rápido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.