Cómo aumentar la virilidad de un modo natural

A veces pueden aparecer problemas de virilidad

Son muchos los factores que influyen en la disminución de la virilidad: la ansiedad, la depresión, el estrés, el exceso de alcohol, el tabaco, una mala alimentación o la falta de ejercicio. Además, los hombres a partir de los 25 años sufren una importante reducción de sus niveles de testosterona si no cuidan su salud y le suman alguno de las situaciones anteriores. Si notas que tu nivel de potencia sexual está disminuyendo, que tu virilidad ha descendido, existen unas pautas naturales que te ayudaran a recuperar una mayor virilidad y a volver a disfrutar plenamente de tus encuentros sexuales.

A veces pueden aparecer problemas de virilidad
A veces pueden aparecer problemas de virilidad

Lo primero que debes hacer es localizar la causa que ha provocado esa disminución de tu virilidad para poder combatirla de un modo más eficaz.

La mala alimentación es uno de los principales motivos que provocan esa disminución de nuestra libido. Para conseguir unas buenas erecciones y rendir correctamente en la cama es importante seguir una dieta sana y equilibrada en la que estén presentes minerales, aminoácidos o vitaminas como la B3, imprescindible para el buen funcionamiento de nuestras hormonas sexuales.

Minerales como el magnesio o el zinc son fundamentales para aumentar la libido y la potencia sexual ya que afectan directamente a nuestros niveles de testosterona. Otro mineral imprescindible es el selenio, que se halla principalmente en los testículos, y está directamente relacionado con el desarrollo de nuestras hormonas sexuales. La arginina y la ornitina son los aminoácidos que más favorecen el aumento de la potencia sexual.

Además, podemos complementar nuestra alimentación con una serie de suplementos muy eficaces para aumentar nuestra virilidad y mejorar nuestras relaciones sexuales. Existen complementos naturales a base de extractos de plantas, hierbas medicinales y componentes afrodisíacos. El jengibre o el ginkgo biloba favorecen la circulación sanguínea y proporcionan mejores erecciones. El azafrán es otra planta que nos proporciona tanto mejores erecciones como la duración de las mismas. El ginseng rojo nos ayuda a mejorar la resistencia física.  La yerba mate, aunque es un poco más difícil de conseguir, nos permite mejorar el deseo sexual.

Si queremos que nuestra virilidad aumente, el ejercicio físico es un aspecto que tampoco debemos descuidar. Los deportes cardiovasculares, como correr o la natación, nos ayudan a conseguir erecciones más potentes. Para fortalecer los músculos del suelo pélvico y mejorar nuestras erecciones también podemos practicar los ejercicios de Kegel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.