Cómo usar un estimulador de próstata

Estimulador de próstata

No descubrimos nada si decimos que uno de los puntos de mayor placer que puede tener un hombre se encuentra en la próstata. Se conoce también como el Punto P y, si lo sabemos estimular de la forma correcta, podemos hacer que un hombre consiga alcanzar uno de sus mayores placeres tanto solos como en pareja. La industria dedicada a la fabricación de juguetes sexuales no es ajena a ello y por eso ha diseñado un aparato llamado estimulador de próstata.  Hoy te vamos a explicar cómo utilizar uno de estos estimuladores para conseguir sacarle el mayor rendimiento y lograr un mayor placer y disfrute.

Estimulador de próstata
Estimulador de próstata

Para localizar el Punto P puedes hacerlo introduciendo un dedo cubierto con un guante de látex o con un condón lubricado en el esfínter anal hasta el recto. A unos cuatro o cinco centímetros de profundidad, en su pared anterior (la que mira al pene) encontrarás un abultamiento como de un centímetro de espesor que se corresponde con la próstata.

Es importante abrir la mente y estar relajado, ya que, para poder acceder a la próstata con este tipo de estimuladores es necesario introducirlos en el ano y muchos hombres tienen tabúes respecto a este tipo de penetración.

Son unos juguetes que no suelen tener un diámetro muy grueso lo que hace que la penetración sea muy fácil y no suponga ningún tipo de dolor. Están diseñados para que la punta pueda llegar fácilmente a la próstata y la masajee sin problemas. Su forma es similar a la de los consoladores femeninos para el Punto G.

Están fabricados con materiales suaves que hacen que deslicen de forma delicada. Aunque su uso debe realizarse siempre con algún tipo de lubricante íntimo. No olvides que la zona del ano no lubrica por sí misma y por lo tanto es necesario ayudarle.

Introduce el estimulador de próstata poco a poco sin forzarlo, sobre todo si no tienes costumbre de usarlo. La respiración es muy importante para que todos los músculos del cuerpo, incluidos los músculos del ano, estén relajados. Si nos ponemos tensos reducimos las posibilidades de disfrutarlo.

Tanto si eres tú el que lleva el control como si es tu pareja, relájate y disfruta. Lo principal es que los movimientos sean suaves y se vayan volviendo más intensos a medida que los vayas necesitando. Con la práctica conseguirás usar perfectamente los estimuladores de próstata y conseguirás un mayor placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.