La sexología según Freud

Sexología

La sexología es el estudio de todo lo referido a la sexualidad humana. En pleno siglo XXI son muy numerosos los estudios acerca de la sexualidad pero todos ellos tienen un origen común: la teoría sobre el desarrollo sexual progresivo en el niños. El neurólogo Sigmund Freud sentó las bases de la sexología posterior con este trabajo que establecía una seria de fases que el humano, en la niñez, debería pasar para que se completase la denominada evolución del yo.

Sexología
Sexología

La primera fase de evolución de la libido es la oral. Estamos en la etapa del amamantamiento y el placer sexual del bebé se encuentra en la boca, los labios y su entorno. El niño, mientras es alimentado en el pecho de la madre, encuentra  en el contacto entre el pecho y su boca el placer sexual que la sexología, según Freud, otorga a esta fase.

La segunda fase es la denominada fase anal. El niño, entre los 2 y los 4 años de edad, aprende a manejar sus esfínteres y el estímulos sexual le viene mediante la estimulación de la zona erógena anal. Posteriormente, Freud definiría patologías psicológicas en adultos que no han llegado a superar esta fase, relacionando así la sexología con la psicología más genérica.

Cuando el niño toma consciencia de sus órganos genitales estamos en la fase fálica. Sucede alrededor de los 6 años de edad pero aún no entiende bien la diferencia entre los dos sexos. De hecho piensa que ña niña no tiene falo porque se lo han quitado o porque aún no le ha crecido. El estímulo sexual comienza a llegar a través de los órganos sexuales.

La fase latente es un breve periodo en la niñez en el que, aparentemente, desaparece el deseo sexual. Finalmente a parece la tase genital con la aparición de la pubertad y el desarrollo hormonal, así como la capacidad de reproducción. En esta fase, el placer sexual está muy próximo a la forma en que en la edad adulta se percibe la realidad del sexo. Los estudios en sexología de Freud señalan las zonas erógenas no genitales, es decir, boca y ano, como los estimulantes antes del orgasmo y los órganos  reproductores como los responsables del placer durante y tras el orgasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.