Sexo oral: felación y cunnilingus

Sexo oral

El sexo oral es una práctica cada vez más corriente. Contribuye al buen desarrollo del acto sexual y nos permite conocer mejor el cuerpo de nuestra pareja. De hecho, siempre ha formado parte del catálogo de prácticas sexuales. Toda una parte del Kamasutra está dedicada a él. Aunque durante la Edad Media se consideraron prácticas demasiado atrevidas y fueron reprimidas por las religiones. El sexo oral, en realidad, ha sido bastante perseguido desde entonces.

Sexo oral
Sexo oral

Con el paso de los años y, sobre todo, con la emancipación de la mujer se fue perdiendo ese estigma de tabú y se hizo una práctica sexual habitual, principalmente en los preliminares. Según las últimas estadísticas, un 70% de las mujeres practica la felación y un 80% de hombres el cunnilingus. En la sociedad actual, parece que el sexo oral está muy presente.

 – La felación es una forma de sexo oral que consiste  en la introducción del pene en la boca de la pareja para que, con ayuda de la lengua, lo pueda acariciar, lamer y chupar. Se simula la penetración en la vagina con movimientos de vaivén y puede llevar al hombre a un placer tan intenso que le provoque un orgasmo.

– El cunniligus es el sexo oral femenino. Consiste en lamer y acariciar el sexo de la mujer con la boca. De este modo, se excitan el clítoris, la vulva y la entrada de la vagina. Se puede incluso realizar una especie de penetración con la lengua. Es necesario tomarse su tiempo para que esta práctica se haga correctamente y pueda llevar a la mujer al orgasmo.

 Si bien es cierto que para un 50% de las parejas, el sexo oral es una parte imprescindible de los preliminares de sus relaciones sexuales. Existe un 30% que sólo lo practica alguna vez y un 20% de parejas a las que les desagrada su práctica. Este último grupo, considera que son prácticas que suponen un acto vejatorio y de sumisión a su pareja o lo consideran una práctica “sucia” ya que el ano se encuentra muy próximo. Hay mujeres que no lo practican por miedo a encontrarse con una eyaculación imprevista.

 Practicar sexo oral no incluye una penetración directa. Sin embargo, no por ello debemos pensar que las enfermedades de transmisión sexual (ETS) están excluidas. Podemos contagiarnos sobre todo si tenemos alguna tipo de herida o lesión en la boca. Para prevenirlas, en el caso del cunnilingus, existen unos protectores de látex que se colocan en la vagina. En cuanto a la felación, lo más recomendable es el uso del preservativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.