Cosas que no debe decir una chica en la cama

Hablar en la cama

Hay cosas que no se deben decir en la cama. Los hombres somos especialmente sensibles cuando estamos en la cama. En la cama en actitud sexual se entiende. Es muy fácil herir nuestros sentimientos, dañar nuestro ego. Las mujeres deberían ser conscientes de este extremo y evitar ciertas cosas en la cama. Es mejor no hacer determinados comentarios que, por un lado, pueden echar abajo, literalmente, una buena jornada de sexo y, por otro, no harían más que lastimar al chico con el que compartes cama.

Hablar en la cama
Hablar en la cama

Las cosas no son eternas. Nada dura para siempre. Eso debería saberlo todo el mundo. Es aló tan obvio que no deberán ni mencionarse. sin embargo, algunas mujeres, cuando estás en la cama esmerándote todo lo posible van y te preguntan: ¿ya has acabado?. ¿Cómo que si ya he acabado¿ ¿Es que no lo has notado? ¿No has notado que hace un rato que se me ha puesto blanda? ?Que esto ya no hay quien lo remedie? ¿Para qué preguntas? ¿Para humillar? Chicas, por favor, cuando esto suceda, obviar la pregunta. El mundo os lo agradecerá.

 Todos conocemos a alguien que tiene un pene de unas dimensiones descomunales. Todos hemos visto en la tele a tipos con un miembro absolutamente desproporcionado. Es es cierto. Pero resulta que el que ahora mismo está aquí en la cama contigo soy yo. y lo que tengo es esto. Frases del tipo: «a mi me gustan más grandes» sobran. A mí también me gustan más grandes, pero esto es lo que tengo disponible para ti. Ni más ni menos.

Otra pregunta curiosa que suelen hacer las mujeres cuando están en la cama es la típica «cariño, ¿estoy gorda?» La respuesta inmediata serán algo del tipo «pues sí, ¿no te has visto?». Sin embargo, normalmente, suele tratarse de una pregunta con trampa. En realidad no quieren saber la verdad, quieren que  les contestes que no, que estás muy guapas… en fin, esas cosas que quieren oír las mujeres.

La cama es un lugar muy adecuado para determinadas cosas. Sin embargo, también es un lugar muy poco indicado para otras como, por ejemplo, hablar. Evitarse hablar en la cama ahorra muchos problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.