Las hormonas sexuales

Las hormonas tienen gran influencia en nuestra vida diaria

Las hormonas sexuales empiezan a hacer su aparición durante la adolescencia y tienen mucha influencia en nuestra vida diaria ya que son las responsables de las funciones reproductoras. Los órganos sexuales son los responsables de la producción de este tipo de hormonas y es el cerebro el que determina cuando deben ser liberadas. Las hormonas son las que van a definir nuestros caracteres sexuales.

Las hormonas tienen gran influencia en nuestra vida diaria
Las hormonas tienen gran influencia en nuestra vida diaria

En el hombre, los testículos son los que producen las hormonas. La testosterona que es la responsable de hacer crecer el vello, aumentar el tamaño de los órganos sexuales, incrementa la masa muscular y hace que la voz se vuelva más grave.

En la mujer son los ovarios los que segregan los estrógenos y la progesterona y hacen que aumente su nivel en la sangre. De este modo los pechos crecen, se ensanchan las caderas y aumenta la vellosidad en axilas y pubis.

Al contrario que las hormonas sexuales femeninas, que se producen en ciclos, la testosterona es producida constantemente por los testículos. Gracias a ella se regulan las funciones reproductoras de los hombres, asegura la producción de espermatozoides y es la que provoca que aparezcan los caracteres sexuales secundarios. También nos proporciona mayor fuerza física, por eso muchos deportistas la utilizan para desarrollar la masa muscular.

Las mujeres también generan pequeñas cantidades de testosterona, por eso, cuando se produce la menopausia y no se pueden contrarrestar sus efectos con los estrógenos y la progesterona, puede aparecer un aumento de la vellosidad (principalmente en la cara) y un tono de voz más grave.

En la mujer hablamos de ciclos porque sus hormonas sexuales se liberan por turnos dentro de un esquema que se repite cada 28 días. Durante la primera mitad de ese período se producen los estrógenos, estos ayudan a que el óvulo madure, y facilitan el acceso de los espermatozoides provocando una ligera dilatación del cuello del útero. Cuando se produce la ovulación, entra en juego la progesterona que prepara el útero para que el óvulo fecundado se implante con facilidad, mantiene el cuello del útero cerrado y facilita el desarrollo de las glándulas mamarias (es el que provoca los dolores de pecho antes de tener la regla). Cuando no se produce la fecundación sus niveles bajan en picado, se desprende el endometrio y se expulsa a través de la vagina (regla).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.