El blanqueamiento anal

Blanqueamiento anal

Lo que comenzó como un rumor dentro del mundo del cine porno, se puso de manifiesto cuando Paris Hilton reconoció que se lo había hecho. Aunque pueda parecer increíble, el blanqueamiento anal existe. Como su propio nombre indica, el blanqueamiento anal consiste en un tratamiento que sirve para aclarar la zona que rodea el ano. Parece ser que todo comenzó cuando una actriz porno se dio cuenta de que su zona perianal era demasiado oscura y decidió buscar el modo de arreglarlo. La edad, el sobrepeso, cambios hormonales, embarazos o el roce de la piel con ropa muy ceñida son algunas de las causas que hacen que esta zona se oscurezca.

Blanqueamiento anal
Blanqueamiento anal

 Existen varios métodos para realizar este blanqueamiento anal:

 – Cremas: Se las puede aplicar uno mismo de forma suave sobre la zona a tratar, con total seguridad, en su propia casa. Sin embargo, hay que elegir bien el tipo de crema a utilizar, ya que, existen algunos productos que incluyen en su composición, algunos elementos químicos que pueden producir efectos secundarios.

 – Peeling químico: Es un método que utiliza diferentes productos químicos como el ácido glicólico o el ácido mandélico, pero, aunque se consiguen buenos resultados, suele ser algo doloroso.

 – Tecnología Láser: Se consigue el blanqueamiento, actuando sobre el pigmento que hace que se oscurezca la zona. El láser hace que se oxide este pigmento y, de este modo, reduce su presencia. Actualmente es el método más utilizado. Primero se realiza un estudio de la piel para ver en qué condiciones está y, en función a los resultados, se elige el tipo de láser a utilizar. Después se realizan dos o tres sesiones, con tres semanas de descanso entre cada una de ellas y se complementa con la aplicación de una crema durante  días. El tiempo de recuperación es más rápido y menos doloroso que el peeling.

Aunque los profesionales afirman que estos métodos son muy seguros, podemos encontrarnos con algunos efectos secundarios. Hay casos en los que estos efectos son mínimos y se limitan a irritaciones temporales o a alguna reacción alérgica a las cremas, pero podemos encontrarnos con efectos más graves como un incremento de la coloración, infecciones o incluso quemaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.