El tamaño de la vagina y su influencia en el sexo

No sólo el tamaño del pene y su relación con el placer suscita debate. Hay muchas mujeres que se preguntan si el tamaño de la vagina tiene influencia en las relaciones sexuales y si afecta al modo en que sienten el placer o al modo en el que lo dan. Sin embargo, todavía existe cierto tabú a la hora de hablar de ese tema y, la mayoría de ellas, no son capaces de hablarlo con naturalidad con sus parejas. Pero, ¿existe una medida estándar? ¿Las hay más grandes, más pequeñas, más anchas, más profundas…? Vamos a intentar resolveros todas las dudas que podáis tener respecto a la influencia del tamaño de la vagina en el sexo.

tamaño vagina

Una vagina suele medir entre 7 y 10 cm. de longitud y unos 3 cm. de ancho, pero hay que tener en cuenta que es un órgano elástico, suele estar encogido y se estira durante el coito. No debemos olvidar que la vagina se puede adaptar tanto para sujetar un tampón como para dar salida a un bebé. Pero ¿cómo afecta esto a la hora de practicar sexo?

Aunque es cierto que podemos llegar a tener unos niveles de sensación más o menos intensos, lo verdaderamente importante es la actitud con la que realizamos ese acto sexual y la técnica que empleamos en él. Una mujer va a conseguir más fácilmente un orgasmo si se le estimulan correctamente zonas como el clítoris o el punto G que si el pene roza con mayor  o menor fuerza la vagina.

Sin embargo, salvo que exista algún problema de tipo funcional, malformaciones, poca elasticidad en los músculos perineales o una lubricación insuficiente que pueda provocar algún tipo de dolor o molestias, una vagina normal no va a encontrar ningún tipo de dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales, ya que sus paredes son muy elásticas y no van a tener ningún problema en adaptarse a cualquier pene de tamaño normal.

 En el caso de que se produzcan molestias durante las relaciones sexuales o se experimente algún cambio después de un embarazo, debemos consultar al ginecólogo para que busque la solución más adecuada.

 Al igual que ocurre con otro tipo de tejidos del cuerpo, con el paso de los años, se puede ir perdiendo esa elasticidad, pero, como ya hemos dicho, tienen más importancia en la satisfacción sexual de la pareja las técnicas y actitudes que tomamos ante el sexo que el tamaño de nuestros genitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.