Juguetes eróticos caseros (II)

En la última entrada os explicábamos cómo conseguir algunos juguetes eróticos caseros con objetos normales que utilizamos a diario y que no están diseñados o fabricados para utilizarlos con fines sexuales. Hoy añadimos algunos objetos más a esa lista que seguramente serán de vuestro agrado.

Juguetes eróticos caseros

– Enjuague bucal. Es como el famoso “efecto frío” que anuncian muchos lubricantes. Utiliza el colutorio antes de hacerle sexo oral a tu pareja, pero sin mantenerlo en la boca, ya que, en lugar de frescor, le puede producir escozor.

– El móvil. Puedes utilizar la función vibratoria de tu móvil para masajear tu cuerpo o el de tu pareja y, por supuesto, los genitales. Incluso ya existen algunas apps que producen vibraciones con distintos ritmos e intensidades para lograr ese objetivo. Lo que no te recomendamos es que lo introduzcas en la vagina o en el ano.

– Espejos. ¿Quién no tiene alguno en su casa? En todas las casas podemos encontrar varios espejos y, sin embargo, no les utilizamos o les sacamos partido para nuestros juegos sexuales. Colócalos de forma estratégica, frente a la cama o en el techo, para tener mejores vistas del cuerpo de tu pareja y, también, para conseguir mejores detalles de cómo se estimulan algunas zonas.

– Pañuelos y corbatas. Nos pueden servir para tapar los ojos de nuestra pareja o como sustitutos de unas esposas para atarla al cabecero dela cama.

– Manta eléctrica. O, en su defecto, bolsas de agua caliente. Se sitúan en los genitales con el objetivo de que el calor haga fluir la corriente sanguínea y sensibilice un poco la zona. Es bastante complicado que podamos conseguir un orgasmo con este método, pero disfrutaremos de un momento muy agradable y placentero.

– Cepillo de dientes eléctrico. Se puede envolver con un trapo o una toalla pequeña y usarlo como un vibrador para masajear tu cuerpo o para masturbarte. En el caso de querer introducirlo en la vagina o en el ano, es mejor que le pongas un condón y asegurarse de que ese trapo esté bien sujeto.

La mayoría de los productos eléctricos ya suelen ser inalámbricos y no utilizan el cable nada más que para cargarlos. En NINGÚN caso, se deben utilizar estos productos cuando estén conectados a la red electica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.