7 sustitutos del sexo

Cuando ponemos fin a una relación de pareja, es inevitable echar de menos los momentos más íntimos. El sexo forma parte de nuestra vida y es un momento muy placentero que resulta muy difícil de sustituir. Sin embargo, cuando hemos terminado con nuestra pareja, no siempre estamos con el ánimo suficiente como para volver a comenzar una nueva relación. Entonces, ¿Cómo llenamos ese hueco que ha dejado el sexo? Te damos una lista con siete sustitutos del sexo para que, de momento, pase a un segundo plano.

sustitutos del sexo

1. De relax. Un buen masaje relajante, un tratamiento corporal o facial o un circuito de spa, son algunas formas de hacer que te olvides del sexo y de cualquier otra preocupación. Si tu economía no se encuentra en un buen momento, puedes prepararte en tu propia casa un buen baño de espuma, con la música y la luz adecuada y con tu copa favorita. Te quedarás como nueva.

2. Salir con las amigas. Cuando estamos centrados en nuestra relación de pareja, es normal que dejemos un poco de lado a las amigas. Es un buen momento para recuperar ese tiempo perdido y poneros al día de vuestras cosas. Una cena y salir a tomar unas copas, bailando hasta que el cuerpo aguante, te hará sentir de maravilla.

3. Seduce y coquetea. Sentirte una “mujer fatal” es muy divertido y, además, te sentará estupendamente. Esos primeros encuentros, las miradas, las sonrisas… pueden proporcionarte unas sensaciones muy excitantes.

4. De compras. Ir a ver escaparates, encontrar una prenda que te gusta, probártela y ver que te sienta de maravilla es otra de las actividades que hacen que te sientas bien contigo misma. No te olvides de añadir algunos complementos.

5. Ponte en forma.  El deporte es uno de los mejores sustitutos del sexo. Te ayuda a estar en forma y a quemar esas calorías que gastabas con el sexo. Si además la ruptura no te ha dejado un buen recuerdo, puedes desahogarte y relajarte dándole unos buenos puñetazo a un saco en el gimnasio.

6. Un buen espectáculo. El concierto de tu grupo favorito donde podrás cantar a todo volumen sus canciones o una divertida obra de teatro, o película, en la que te puedas reír a carcajadas son también una buena manera de divertirte y disfrutar.

7. Sáltate la dieta. Otra de las forma de conseguir placer es a través de la comida. Es sabido que el sustituto “oficial” del sexo es el chocolate. Sin embargo, se puede tratar de cualquier alimento del que te prives habitualmente y que te vuelva loca (tostadas con mantequilla y mermelada, tortitas con nata…) o también puedes darte un homenaje con una buena hamburguesa o unas raciones de pizza. Ojo, no es cuestión de que te pongas a tragar comida como una desesperada, sino de que disfrutes de ese momento saboreando cada bocado. No llegarás al orgasmo, pero casi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.