Comedias románticas. Su influencia en la pareja

Si nos ponemos a hacer una lista de todas las comedias románticas que se han visto en el cine, seguramente nos llevaría mucho tiempo. Existen miles de películas en las que se mezclan amor y humor a partes iguales y que son capaces de provocarnos un montón de sensaciones diferentes. Pero, ¿cuál es la influencia que tiene este tipo de películas en la vida real? ¿Es buena? ¿Es mala?

comedias románticas

Según un estudio de la Universidad Heriot-Watt  de Edimburgo, en Escocia, las comedias románticas “estilo Hollywood”, independientemente de su calidad artística o de los buenos momentos que nos puedan llegar a proporcionar, pueden tener un efecto perjudicial sobre las relaciones amorosas, ya que crean unas expectativas muy altas y muy alejadas de la realidad de las relaciones de pareja.

Para los responsables de esta investigación películas como: «Cuando Harry encontró a Sally», «Pretty woman», «El diario de Bridget Jones», «Cuatro bodas y un funeral», «Algo para recordar», «Descalzos por el parque» o «Notting Hill”, contienen argumentos poco plausibles y finales felices muy poco probables que nos transmiten un sensación errónea sobre las relaciones perfectas y las expectativas ante el amor. El proceso que se sigue para enamorarse suele simplificarse y da la sensación de que es algo que se consigue sin esfuerzo.

En este tipo de películas se ve reflejada la emoción que surge cuando se comienza una nueva relación, pero se confunde a los espectadores al hacerles creer que la confianza y la entrega en el amor se da desde mismo momento en el que se conocen los protagonistas, cuando es algo que lleva mucho tiempo conseguir.

Otro aspecto negativo es el de la dependencia emocional, frases como “No puedo vivir sin ti” o “es el amor de mi vida”, pueden verse reflejadas en celos, reproches, control o chantaje emocional. También nos hacen creer que existe un alma gemela. Una sola persona capaz de completarnos. Cuando en realidad, cada persona es un individuo completo en sí mismo.

Para realizar este estudio, se analizaron una serie de películas estrenadas entre 1995 y 2005 y después se realizó una encuesta entre varios centenares de personas sobre sus relaciones amorosas. Se comprobó que los más aficionados a este tipo de películas, eran los que tenían una comunicación con sus parejas mucho menos fluida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.