Los problemas sexuales en la vida de pareja

Problemas sexuales

Cuando en la relación de pareja aparecen problemas relacionados con el sexo, estos suelen estar originados en causas de dos grandes tipos. Las causas que responden a cuestiones exclusivamente físicas y las que responden a cuestiones emocionales. Suele suceder con frecuencia que los problemas que comienzan por una causa de un tipo, cuando se perpetúan en el tiempo sin solución, terminan convirtiéndose en  un problema de ambos tipos. Así, los problemas emocionales, mantenidos durante mucho tiempo, acaban siendo también problemas físicos y viceversa.

Problemas sexuales
Problemas sexuales

Dentro de una relación de pareja, los problemas sexuales más frecuentes suelen tener su origen en asuntos de la relación diaria que no terminan de resolverse y que terminan produciendo una ausencia de libido. Las discusiones por asuntos laborales, económicos o sociales entre dos personas que conviven pueden terminar convirtiéndose en un problema sexual importante, ya que los conflictos generados en el ámbito de la convivencia, cuando no se analizan de forma conveniente, terminan colándose, inevitablemente, en la cama.

La frigidez de la mujer es uno de los problemas sexuales más frecuentes entre parejas que llevan años de convivencia.Se trata de la incapacidad de la mujer para alcanzar un mínimo de placer en las relaciones sexuales. A menudo, desde el punto de vista fisiológico, nada falla. La lubricación es adecuada y, sin embargo, no existe ningún tipo de disfrute ante la actividad sexual.

La impotencia masculina es, sin duda, otro de los problemas de los que frecuentemente aparecen en la vida la pareja estable durante un tiempo relativamente largo. Cuando el varón se enfrenta a este problema se enfrenta a la incapacidad para conseguir una erección completa. La irrigación sanguínea del pene es deficiente y no consigue, por tanto, alcanzar el estado necesario par a la penetración. En este caso, el hombre sí puede llegar al orgasmo, pero la flaccidez se mantiene en su órgano sexual.

El tercero de los problemas sexuales más frecuentes en la vida sexual de una pareja es la eyaculación precoz. En este caso, el varón sí que alcanza la erección de forma satisfactoria, sin embargo, la eyaculación se produce con prontitud. La insatisfacción sexual suele ser muy elevada en estos casos, no sólo en la mujer que no tiene tiempo para alcanzar el orgasmo sino, también, en el hombre, debido al importante nivel de frustración que esta situación suele generar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.