Las mejores excusas para dejar a tu pareja

Llega un momento en el que nos damos cuenta de que algo no va bien en nuestra relación y decidimos que es necesario romper con nuestra pareja para poder pasar página y comenzar una nueva etapa en nuestra vida. Sin embargo, sabemos que vamos a herir los sentimientos de esa persona que comparte nuestra vida y que debemos tener mucho tacto para decirle que lo nuestro ya no funciona sin hacerle daño. Por eso, hoy te vamos a dar las mejores excusas para dejar a tu pareja.

Las mejores excusas para dejar a tu pareja
Las mejores excusas para dejar a tu pareja

Algunas de las mejores excusas son aquellas en las que nos echamos la culpa a nosotros mismos por causas que hacen que no podamos continuar con esa relación, ya sea debido al momento por el que estamos pasando, por algo de nuestro pasado o por la situación en la que nos encontramos.

– No eres tú, soy yo.

– Necesito un cambio en mi vida.

– Necesito vivir nuevas experiencias.

– Soy un espíritu libre.

– En este momento, necesito estar solo.

– Ahora mismo, no sé lo que quiero realmente.

– Vengo de tener varias relaciones seguidas y necesito tiempo para mí.

– Las relaciones largas no están hechas para mí.

Otro tipo de excusas son aquellas en las que la dejas, pero le recuerdas lo buena y maravillosa que es. De esta forma, el mal trago se digiere mejor.

– No me merezco a alguien como tú.

– Eres demasiado buen@ para mí.

– Te mereces a alguien mejor.

– Seguro que encontrarás una persona mejor que yo.

– Necesitas a alguien que te quiera de verdad.

– Estoy seguro de que te irá mucho mejor sin mí.

Tenemos también algunas excusas que son tan típicas y se han utilizado tanto, que podemos conseguir un resultado contrario al que buscamos y que nuestra pareja se enfade mucho.

– Te quiero, pero sólo como amig@.

– Lo mejor es que sólo seamos amigos.

– Necesito un tiempo para saber si te echo de menos.

– Nos encontramos en momentos diferentes.

– Es mejor que lo dejemos ahora, antes de que nos hagamos daño.

Lo que sí debemos evitar son las excusas demasiado imaginativas porque van a resultar poco creíbles.

– Tengo una enfermedad grave.

– Me trasladan en el trabajo.

– Me atraen las personas de mi propio sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.