El sabor del semen y del flujo vaginal

El sabor del semen

El sabor del semen y del flujo vaginal pueden ser tan excitantes como repulsivos. Es cierto que hay pocas cosas más estimulantes que el sexo oral. Nada resulta más agradable que la práctica de un buen cunnilingus o de una buena mamada, según proceda. Sin embargo, un sabor desagradable bien sea del flujo vaginal, en el primer caso, o del semen, en el segundo, pueden arruinar perfectamente lo que, de otra manera, hubiese sido una experiencia extraordinaria. Y es que, si  todos los sentidos tienen un papel importante en el sexo, el sentido del gusto lo tiene especialmente protagonista.

El sabor del semen
El sabor del semen

Por supuesto que la higiene en el sexo resulta imprescindible para neutralizar el pH y, por tanto, a los malos olores. Pero no siempre con una higiene adecuada resulta suficiente. Existe una cuestión que no siempre tenemos en cuenta y que, sin embargo, resulta fundamental para determinar el sabor que, posteriormente, tendrá nuestro semen o flujo vaginal, según sea el caso. Estamos hablando de la dieta. Todo lo que comemos determina cuál será el sabor que tendrán nuestros fluidos sexuales.

En general, todo aquello que es malo para nuestro organismo en general, también resulta perjudicial para el sabor de nuestro semen o flujo vaginal. Por ejemplo, el alcohol, el tabaco o una dieta con exceso de grasas saturadas, darán a los fluidos sexuales un sabor desagradable. El consumo de fármacos o drogas también harán que el semen u el fluido vaginal que producimos sean desagradables al gusto. El consumo de algunos alimentos con sabores fuertes como el ajo y la cebolla también aporta gustos desagradables a nuestros fluidos más íntimos.

Una importante ingesta diaria de agua y frutas, por el contrario, contribuyen a un mejor sabor del semen y del flujo vaginal. EL consumo de determinadas especias aromáticas, como la canela, pueden llegar a mejorar muy significativamente el sabor tanto del semen como el del flujo vaginal. También las frutas son muy codiciadas para conseguir este propósito. Pero si hay un elemento en la dieta que puede llegar a mejorar espectacularmente el sabor de nuestros fluidos sexuales, sin duda, éste es el tomate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.