El Museo del sexo de Praga

Museo del sexo de Praga

Cualquiera que haya estado en Praga sabe que es una ciudad especial. La que fuera capital del Reino de Bohemia y de la antigua Checoslovaquia, hoy es la capital de la República Checa, tal y como recoge su Constitución. Su belleza se esconde en cualquier parte de la ciudad. Desde el cauce del río Moldava hasta los rincones de de su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992. Pero, además de por su innegable belleza, Praga es reconocida por todos como una de las ciudades más propicias para el amor y el sexo.

Museo del sexo de Praga
Museo del sexo de Praga

Una clara prueba de que este es así es el Museo del sexo con el que cuenta la ciudad, uno de los más grandes del mundo con esta temática. Situado en el numero 18 de la calle Melatrichova, en el distrito 1 de Praga, sus visitantes pueden observar un sinfín de creaciones que tienen que ver con el sexo. El acceso sólo está permitido para aquellas personas mayores de 18 años que así lo acrediten , aquellos que estén interesados en hacerlo, pueden visitarlo cualquier día de la semana, incluido sábados, domingos y festivos, ente las 10 de la mañana y las 11 de la noche.

A lo largo y ancho de las tres plantas con las que cuenta el Museo del sexo de Praga podemos encontrar un buen húmero de aparatos fabricados para tratar de alcanzar el placer dando así satisfacción a los deseos más lujuriosos de la humanidad. Podemos encontrar, desde todo tipo de ropa erótica hasta máquinas especialmente diseñados para aquellos que pretendían gozar de su sexualidad en solitario, pasando por artilugios para el sexo compartido.

Una de las mayores atracciones del Museo del sexo de Praga, sin duda, es el cine con el que cuenta el edificio y que, diariamente, proyecto películas eróticas antiguas. Sin duda, se trata de una de las salas más visitadas por los curioso qu, a diario, acuden al museo. Entre las películas que se muestran cada semana, dos de ellas son españolas. Los títulos seleccionados se realizaron, ambos, en el año 1925 y, en los dos casos, resultan ser pioneros en las escenas en las que participan tres personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.