El pene, un órgano excepcional

El pene

A estas alturas, no cabe ninguna duda de que el pene es un órgano absolutamente excepcional. Su capacidad para adaptarse a la situación es realmente asombrosa. Yo, desde luego, me declaro como un fan incondicional de mi pene. Además, conozco a algunas otras personas que también lo son. Pero, dejando a un lado los egos de macho en celo, he de confesar que su manipulación no es tan sencilla como pudiera parecer. Bien es cierto que el pene es un órganos agradecido como pocos. Habitualmente suele responder a cualquier muestra de cariño con entusiasmo. Pero, a pesar de ello, no está de más tener un profundo conocimiento sobre su funcionamiento par a poder utilizarlo como la situación requiere.

El pene
El pene

A pesar de todo lo que se ha hablado y escrito sobre el tamaño del pene, curiosamente, la gran mayoría suelen ser de tamaños similares. Claro que hay algún caso de penes extremadamente grandes y extremadamente pequeños, pero la inmensa mayoría son de un tamaño medio. Las diferencias suelen estar presentes cuando están fláccidos, sin embargo, cuando un pene está en erección, suele tener pocas diferencias, en lo que a tamaño se refiere, con el resto de penes erectos.

De cuando en cuando, un pene agradece una postura compleja o un movimiento de equilibrista, sin embargo, en general, tampoco precisa de grandes alardes para su estimulación. No hay nada que el pene agradezca más que el contacto directo. Su sensibilidad, especialmente la del glande es extrema, por lo que cuanto más suave sea el contacto, mejor para él. La naturaleza decidió reunir el mayor número de terminaciones nerviosas de un cuerpo de varón en el glande. Y seguro que por algo será.

De lo que no cabe ninguna duda es que los estímulos que le vienen mejor al pene dependen de las preferencias de cada cual. Hay gente a la que les gusta la fricción vigorosa. A otros, en cambio, les gustan más los mimos delicados. Unos prefieren el contacto en seco, otros prefieren la lubricación sobre todas las cosas. Cada uno disfruta de la capacidad sensitiva de su glande como prefiere, cosa que está muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.