Los cachetes en el culo durante el sexo

Cachetes en el culo

Si hay un asunto controvertido en torno al mundo del sexo, sin duda, ése es el maravilloso mundo de los cachetes en el culo. Para unos es un perfecto complemente a las caricias más tiernas, una forma de continuar el juego introduciendo mayor grado de intensidad. Para otros, en cambio, suponen un acto casi denigrante, una forma de violencia menor intolerable por la posibilidad de crecimiento que pudiera tener. Los cachetes en el culo, como casi todo en el mundo del sexo, no son algo sobre lo que todo el mundo tenga la misma opinión, ni mucho menos.

Cachetes en el culo
Cachetes en el culo

En una encuesta realizad en el entorno de esta redacción, completamente casera y sin ningún rigor científico, los resultado desvelaron una asombrosa igualdad por casi todas las opciones posibles en lo que al mundo de los cachetes en el culo se refieren. Al 25% de los encuestados no le gustaba dar ni recibir cachetes en el culo. A otro 25% le gusta tanto dar como recibir cachetes en plena relación sexual. El 37% de los participantes declararon que sí les gustaba dar cachetes pero no recibirlos. Por último, al 13% de los encuestados afirmaron que sí les gustaba recibir pero no impartirlos ellos. Es difícil mayor nivel de igualdad.

En realidad, un cachete en el culo no tiene por que´hacer mal a nadie si se da y recibe desde el cariño y la pasión sexual. Sin embargo, no está de más que observemos una serie de normas para que el cachete en el culo no siente mal a quien lo recibo. Lo primero, precisamente, es eso, que ambas personas estén de acuerdo en el cachetazo. Tener claro cuales son los momentos en los que se deben dar o recibir los cachetes. Pasarse, en este caso, no es una buena idea. Un polvo donde se empieza y se termina con cachetes puede llegar a ser considerado como una tortura. Siempre hay que tener en cuenta que dejar insensible el culo de nuestro compañero o compañera de fatigas puede no tener ningún atractivo. Conviene no olvidarse que un cachete puede ser algo muy excitante, pero pasarse con ellos puede hacer perder todo el interés por continuar con la sesión de sexo a quien los recibe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.