Pareja con diferentes necesidades sexuales

Pareja con diferentes necesidades sexuales

A veces, entre los miembros de una pareja existen diferentes necesidades sexuales. Especialmente en lo que se refiere a la frecuencia. Cuando una relación de pareja se consolida, lo normal, lo que le sucede a la mayoría de las parejas es que va perdiendo el deseo sexual. La convivencia, la rutina y los problemas que surgen como consecuencia del paso del tiempo parecen hacer inevitable que la atracción sexual permanente de los primeros meses vaya mitigándose. Sin embargo, existen muchos casos en los que esta circunstancia se produce en uno de los miembros de la pareja pero en el otro, por el contrario, la atracción sexual no deja de aumentar. Cuando esto sucede, se produce una situación en la que las necesidades sexuales de ambas personas son muy diferentes.

Pareja con diferentes necesidades sexuales
Pareja con diferentes necesidades sexuales

El problema cuando una pareja se enfrenta, con el paso del tiempo, a diferentes necesidades sexuales les afecta a ambos. En realidad, la forma en la que afecta el problema a uno y otro es bastante diferente, sin embargo, los daños que puede causar esta circunstancia en uno y otro son igual de devastadores. En el caso de la persona que demanda más sexo se enfrenta, a cada comento, con el rechazo de su pareja lo que, entre otros problemas, puede originar una importante pérdida de autoestima. En el caso de la persona que rechaza el sexo, puede llegar a sentirse acosada, lo que también puede ocasionarle graves daños como la ansiedad o, incluso, el temor a su pareja.

Al comienzo de las relaciones, lo habitual es que la intensidad sexual sea alta. Parece que todos los lugares son buenos para provocar un encuentro sexual y lo más frecuente es que ambos miembros de la pareja lo disfruten con pasión. Sin embargo, el inexorable paso del tiempo, citando al gran Maestro Mario Benedetti, se ocupa, con frecuencia, de deteriorar esta luna de miel sexual que parece permanente. Las necesidades sexuales de los miembros de la pareja comienzan a hacerse divergentes y todo se complica.

Las cosas que se pueden hacer cuando vivimos esta situación son bastante sencillas. La comunicación es fundamental, por lo que hablar con tu pareja sobre lo que está ocurriendo es siempre una buena idea. hacerlo, además con la intención de empalizar con ella, resulta fundamental apea alcanzar una solución. Entre tanto, insistir no vale de nada, incluso puede llegar a agravar el problema provocando el efecto contrario al deseado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.