Los andrógenos en las mujeres

Andrógenos

A pesar de que los andrógenos son unas hormonas masculinas, también resultan imprescindibles para el desarrollo de la sexualidad de las mujeres. Todas las mujeres cuentan con varias hormonas masculinas. De todas ellas, las que mayor presencia tienen y, por tanto, son las más importantes son la testosterona y los andrógenos.

Andrógenos
Andrógenos

Los andrógenos y la testosterona, entre otras cosas, son capaces de producir el estímulo del deseo sexual y todo lo relacionado con él como, por ejemplo, los sueños eróticos, las fantasías sexuales o la capacidad para conseguir obtener estímulo sexual.  Por lo tanto, son eficaces para regular la obtención del orgasmo, incluso, facilitan los orgasmos múltiples en los casos en los que así sucede. En definitiva, tienen que ver con la capacidad para el deseo sexual.

Durante la edad fértil de la mujer, es decir, antes de alcanzar la menopausia, el 15% de los estrógenos producidos se deben a los ovarios. El 25% son producidos por la glándula suprarrenal y el 50% restante se produce por al propia grasa corporal que llega a funcionar como una glándula endocrina. Sin embargo, tras la menopausia, casi el 60% de los estrógenos producidos por las mujeres se deben a los ovarios.

Un nivel bajo de andrógenos puede suponer un problema importante para la mujer que lo padece. De hecho, esta circunstancia puede ser causa de un significativo descenso en el deseo sexual, puede llegar a suponer problemas para alcanzar el orgasmo e, incluso, puede producir astenia y, por tanto, falta de energía vital.

El bajo nivel de andrógenos, normalmente tiene que ver con determinadas circunstancias. Una de la más frecuentes es, sin lugar a dudas, la edad. Las personas con mayor edad tienden más dificultad para fabricar andrógenos. De esta manera, cuanto más joven se es mayor cantidad de hormonas masculinas fabrica la mujer y, según va envejeciendo, esta producción va decreciendo.

Someter a los ovarios algún tratamiento agresivo, como la quimio o radioterapia, o incluso a algún tratamiento con fármacos convencionales también puede hacer que la producción de estrógenos en la mujer se limite o, incluso, se agote por completo. El mismo resultado pueden llegar a tener determinadas intervenciones quirúrgicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.