La actividad sexual humana

Actividad sexual humana

La actividad sexual humana es la manera en que la naturaleza expresa la intimidad física. En el caso de las personas, a diferencia del resto de los animales, la actividad sexual no sólo se puede ejercer con funciones reproductivas sino que, también, puede ejercerse por puro placer o entretenimiento, en busca de la gratificación sexual, o, incluso, como formad e expresar afecto o amor por otra persona o por uno mismo. La actividad sexual humana se puede dar en soledad, con otra, en ocasiones, puede llegar a darse con otras personas.

Actividad sexual humana
Actividad sexual humana

Si hay algo inherente al ser humano es, sin duda, su actividad sexual ya que es una de las motivaciones básicas del comportamiento humano. Como en el caso del resto de los animales que cuentan con reproducción sexual, en todas las forma de cultura que han podido existir en la faz de la tierra, las conductas sexuales humanas  pueden dividiesen tres fases. A saber, cortejo, intimidad y actividad sexual propiamente dicha.

Por lo tanto, cuando hablamos de actividad sexual humana no hablamos más que del comportamiento del ser humano en lo relacionado con el sexo y con las formas que utilizan para buscar y encontrar compañeros sexuales, para obtener el consentimiento y la aprobación de las posibles parejas y para, tras mostrar u capacidad de deseo sexual, proceder, finalmente, al coito.

Dentro de lo que conocemos como actividad sexual humana, también denominado comportamiento sexual humano, pueden darse circunstancias muy diversas. Dentro de este tipo de comportamientos podemos encontrar los más usuales, que suelen darse entre la mayoría de las personas, y aquellos que se dan con menos frecuencia en la sociedad pero que también tienen presencia en ella, si bien, es posible que estén algo más escondidos, especialmente si no son muy bien vistos socialmente,

En cualquier caso, y a pesar de la innegable importancia que en toda relación llega a tenerla actividad sexual, existen un buen número de variables, no necesariamente relacionados con el sexo, que ponen en valor el apasionante mundo de las relaciones humanas y que, lejos de quitarles valor, lo que hacen, en realidad, es complementarlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.