La sexuación

Sexuación

Al conjunto de las fases biológicas y psicológicas que completan la caracterización de la sexualidad humana se le conoce como seducción. Este proceso está referido tanto al denominado sexo genético como al biológico, al fisiológico y a fenómenos aún más complejos como la identidad sexual y a la orientación sexual de cada individuo. La sexuación, pues, puede clasificarse en varios tipos.

Sexuación
Sexuación

En primer lugar, podemos hablar de sexuación física,  que es aquella que recoge tanto el sexo genético como el biológico y el fisiológico. Por otro lado, tenemos la sexuación psicológica, es decir la referida a aquellas circunstancias que se recogen en el cerebro y que engloba tanto la identidad sexual del individuo como su asimilación de los diferentes roles sexuales. Por último, podemos hablar de la seducción objeto, que es aquella que engloba tanto la orientación sexual de cada individuo como al ejecución física de los caracteres relacionados con el deseo sexual desde un punto de vista de actuación y de represión.

En nuestra sociedad, tradicionalmente se ha venido realizando una única distinción entre los sexos, clasificando en masculinos y femeninos a cada una de las personas sin tener en cuenta más circunstancias que su sexo biológico. Sin embargo, la división entre hombres y mujeres no recoge multitud de circunstancias que, de hecho, se dan de forma natural como la intersexualidad, la transexualidad o, incluso, la feminidad o masculinidad externa. En todos estos casos, el sexo biológico de los individuos no es suficiente para clasificarles correctamente.

Parece obvio que la sexuación física puede llegar a resultar muy diferente de la seducción psicológica que, a su vez, también puede diferenciarse de la orientación sexual. Por lo tanto, resulta necesario la separación de los conceptos si lo que queremos es ser rigurosos en la forma de clasificación. Por último, significar que medir los diferentes grados de seducción resultan más complicado, si cabe, que medir facetas como la inteligencia o cualquier otro tipo de capaci´dad inherente al ser humano. A pesar de ellos, ha habido, a lo largo de la Historia reciente diferentes intentos en medir la sexualidad, lo cuales han contado con mayor o menor éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.