Sólo la puntita

Sólo la puntita

Venga, si te voy a meter sólo la puntita. Una de las situaciones en las que más se repite esta frase tienen que ver con situaciones en los que, la  falta de previsión, nos impide consumar el coito de forma segura. la ausencia de preservativo suele ser la causa por la que se llega a pronunciar la conocida frase. Aunque suene cómico, no es, en absoluto una broma. El hecho de introducir sólo la puntita del pene en la vagina de otra persona, sin ninguna profilaxis, es una práctica sexual de alto riesgo. Debemos tener muy presentes que el VIH, la hepatitis o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual, no hacen ningún tipo de distinción por el número de centímetros insertados. Por supuesto, introduce sólo la puntita, sin ninguna protección, tampoco enviga el embarazo.

Sólo la puntita
Sólo la puntita

Las ganas de meter la polla, aunque sólo sea la puntita, en una vagina dispuesta y receptiva es algo totalmente lógico. El deseo sexual sube a temperaturas exageradas y, en situaciones de calentón resulta común que se nos nuble la claridad de pensamiento. Por si fuera poco, la introducción de la punta del pene en una fajina supone un placer de la máxima intensidad, y a que se peonen en funcionamiento las zonas más sensibles, es decir, las que acumulan mayor número de terminaciones nerviosas. En el caso del hombre, el blando, el frenillo y el prepucio retirado y, en el caso de la mujer, la entrada de la vagina y el comienzo del canal vaginal.

Sin embargo, el hecho de que suponga algo realmente apetecible no puede suponer que corramos irresponsabilidades de hacerlo cuando no tenemos la debida protección. El riesgo de embarazo no deseado y de transmitir y ser contagiado por una enfermedad de transmisión sexual es altísimo y no debemos jugar a la ruleta rusa con este tipo de cuestiones. El control de la extensión de las enfermedades se transmisión sexual es una responsabilidad que debemos asumir en todas la situaciones. Se trata de no poner en riesgo nuestra salud de forma innecesaria pero, también, estamos ante un problema de salud pública, por lo que la responsabilidad debe ser mayor, aún , si cabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.