Hablar de sexo

Hablar de sexo

Hablar de sexo debería ser algo completamente normal. Deberíamos asumir este tema de conversación con la misma normalidad que cualquier otro. En cualquier caso, pese los avances que se han realizado en la normalización de este tipo de conversaciones en nuestra sociedad, aún existe cierto tabú al respecto. Todavía es largo el camino que queda por recorrer, dado que los prejuicios latentes en la sociedad, todavía, son muchos y se convierten en un pesado lastre. No quiere decir esto que no haya que reconocer que, poco a poco, se ha ido recorriendo un duro camino de avances en la normalización de la vida sexual de cada cual. Hablar de sexo, en resumen, es algo que cada vez se hace con más normalidad pero todavía no con es algo absolutamente integrado en nuestra convivencia social.

Hablar de sexo
Hablar de sexo

Los avances son innegables. precisamente por eso, cada vez un mayor número de personas puede vivir su sexualidad de una manera más libre, a pesar de sus diferencias. Basta con echar un vistazo a internet para darse cuenta de que hablar de sexo, cada vez más, es algo que se hace cada vez con mayor naturalidad. Y las más liberadas, sin duda, después de sigla de represión sexual son las mujeres. Internet está inundado de blogs de jovencitas, maduritas o sexagenarias que, de una u otra manera, hacen pública sus inquietudes sexuales que. en definitiva, se atreven a hablar sobre su sexualidad sin ningún tipo de tapujo e, indudablemente, esto es un serio avance en este sentido.

La liberación sexual de la mujer se traduce, entre otras cosas, en que, por fin, ellas no se han liberado de cargar con la pesada carga del pecado original que, en cualquier caso, sería responsabilidad de dos. Libres de cadenas, pues, las mujeres pueden lanzarse a hablar de sexo, y así lo hacen. Todavía con alguna timidez al respecto, por lo que en la calle, en la barra de un bar o en el autobús es más difícil encontrar este tipo de conversación, especialmente entre dos mujeres, pero lo hacen con total naturalidad utilizan las posibilidades que internet y los vehículos de comunicación que ofrece para expresarse y hablar de sexo sin ningún pudor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.