La salud sexual

Salud sexual

A menudo hablamos de salud sexual pero, ¿sabemos en realidad lo que es? La organización Mundial de la Salud, conocida por sus siglas OMS, dice, textualmente, que “la salud sexual es la integración de los aspectos somáticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser humano sexual, en formas que sean enriquecedoras y realcen la personalidad, la comunicación y el amor”. Vamos, que deja bien claro que la salud sexual no consiste, únicamente. en carecer de cualquier enfermedad de índole sexual.

Salud sexual
Salud sexual

Por lo tanto, el hecho de no tener alguna enfermedad, alteración o disfunción de carácter sexual no es suficiente para considerarse una persona con salud sexual. La salud sexual, además engloba todos los beneficios que el sexo sano proporciona. Basta echar un vistazo a la forma en que se comportan los sentimientos de autoestima y autovaloración en una persona activa sexualmente para entender de qué estamos hablando, La sensación de bienestar, placer y de liberación física son la mejor contribución que se pueda hacer a la propia identidad Sin ninguna duda, la salud sexual aporta mucha más calidad a nuestra vida.

Sin embargo, la salud sexual no depende únicamente de la cuestión física. Son muchos los factores que interactúan entre sí para finalmente determinar la sexualidad de cada uno En este orden de cosas, no debemos olvidar que los factores biológicos son determinantes, pero no más que los psicológicos, los culturales, los sociales o, incluso, los económicos, religiosos o políticos. De cómo se relacionan entre sí estos y otros muchos factores sale determinada la sexualidad de cada individuo lo que convierte este tema en algo realmente complejo.

Las alteraciones en la salud sexual de un individuo, de hecho, llega a incidir de forma negativa en su calidad de vida. Por supuesto, los problemas pueden tener diferente importancia y su forma de tratarlos para buscar una solución pueden llegar a ser muy diferentes debido, principalmente, a la complejidad de la que hemos hablado anteriormente. Desde el comienzo de los tiempos, el ser humano ha venido buscando todo tipo de remedios, más o menos eficientes, para solucionar los problemas relacionados con la salud sexual o, al menos, intentar hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.