Principios de Yogyakarta

Principios de Yogyakarta

Los Principios de Yogyakarta es un documento que recoge una colección de puntos legales que tienen como fin aplicar el derecho internacional recogido en la declaración de los Derechos Humanos en todo lo relacionado con la orientación sexual y la identidad de género de los seres humanos. En los Principios de Yogyakarta se recogen los estándares mínimos para que tanto las Naciones Unidas como los deferentes Estados, caminen para garantizar que, en lo referente a la opción sexual de cada individuo, se protejan de forma contundente e inequívoca los Derechos Humanos tal y como se hace en otros ámbitos.

Principios de Yogyakarta
Principios de Yogyakarta

Fue Lousie Arbour, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos entre los años 2004 y 2008, el que realizó la petición formal para la elaboración del docuemento, Los Principios de Yogyakarta, finalmente, fueron redactados en el mes de noviembre del año 2006, en la ciudad indonesia de Yogyakarta. No me queda , en absoluto, ninguna duda de que el hábil lector de nuestro blog deducirá rápidamente de dónde lo viene el nombre al documento.

La redacción de los Principios de Yogyakarta corrió a cuenta de una comisión de trabajo  formada por un grupo de 29 expertos en Derecho Humanos, así como en el derecho internacional de varios países. Varios miembros de las Naciones Unidas de reconocida reputación formaban aquella comisión como, por ejemplo, la ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas, Mary Robinson. También destacaban expertos independientes muy valorados como Manfred Nowak, así como un buen numero de jueces, académicos yactivistas en defensa de los Derechos Humanos también con importante reconocimiento in

Finalmente, la presentación de los Principios de Yogyakarta se realizó el 26 de marzo del año 2007, en Ginebra, ante el Consejo de Derechos humanos de la ONU y, tras su presentación, resultó ratificado por la Comisión Internacional de Juristas de este mismo organismo. Tras el llamamiento de 54 Estados pertenecientes a la Organización de Naciones Unidas en el año 2006, el documento supone una contundente respuesta al maltrato de los Derechos Humanos de los colectivos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o transgénero e intersexuales que, de forma sistemática, se han venido repitiendo en determinados países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.