Algunas cosillas sobre el sexo oral

Sexo oral

El sexo oral parece una cosa que ya dominamos con soltura. Sin embargo, nunca está de más incluir a nuestras técnicas nuevos conocimientos. Hoy vamos a conocer algunos movimientos que determinadas mujeres han sido capaces de descubrir para proporcionar un sexo oral que proporcione placer. En determinados momentos bienes bien olvidar las técnicas que ya conocemos y dedicarnos a experimentar . Vamos, por lo tanto, a comentar algunas cosillas sobre el sexo oral que puede que te aporten información extra que utilizar en tus juegos sexuales.

Sexo oral
Sexo oral

El hecho de que reciba el nombre de sexo oral no supone que hemos de utilizar solamente la boa y esconder en un armario el resto de nuestro cuerpo. Al contrario. Resulta altamente recomendable que, además de la boca, se utilicen las manos, los pechos o cualquier otra parte del cuerpo que pueda ayudar a que todo sea un éxito.

En una sesión de seco oral, puede llegar un momento en el que la mandíbula se canse o el cuello pida a gritos un descanso. una vez que llegue ese momento, puedes utilizar un sencillo truco. Consiste en irte un poco hacia atrás y en que te concentres en la punta del glande de tu pareja. Si consigues tener muy bien lubricada la punta,  con saliva o con cualquier producto ubicaste de los que ofrece el mercado, y realiza caricias al tronco del pene con tus manos. De esta manera, puedes destinar tu boca, exclusivamente, a lamer y succionar la punta del pene, lo que aliviará tanto a tu mandíbula como a tu cuello.

El lubricante siempre vienen bien en el sexo oral. Incluso si se utiliza en exceso. No hay que tener miedo a utilizar más lubricante del habitual. Usar este tipo de productos, aún en exceso, proporciona una mejor y más suave sensación a tu pareja y si, además, se trata de un lubricante con sabor, puede hacer más agradable la sensación de la persona que se introduce el pene en su boca, disfrutando del sabor elegido. El lubricante siempre bienes bien para tasajear un pene, aunque sea con la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *