El porno aficionado se impone

Porno aficionado

El porno aficionado se impone al porno profesional tradicional. En realidad, no se sabe muy bien dónde esta su origen. Es posible que una pareja cualquier, un día, decidiese que se grabarían manteniendo relaciones sexuales. El objetivo tampoco está mu claro, Puede que con el fin de ver luego la grabación juntos y utilizarla como parte más de sus juegos sexuales o, quizás, para consolarse en ausencia de uno de los participantes. Siguiendo con el juego de imaginar cómo comenzó todo, puede que, después, confundieron la cinta con la de la película que habrían de devolver al videoclub y, sin ellos saberlo, se convirtiese en la película más alquilada y vista por todo el barrio. Sea como fuere, el caso es que el porno aficionado se más visto que el porno profesional.

Porno aficionado
Porno aficionado

El secreto del porno aficionado, precisamente, reside en la normalidad que transpira por los cuatro costado. Lo que se ve es, realmente, a gente completamente normal, manteniendo relaciones sexuales normales en lugares normales. No hay guiones, no hay preparación de escenas, no hay posturas imposibles ni acotares y actrices dotados generosamente por la naturaleza. En este tipo de pornografía todo es normal. Eso es, en realidad, lo que tiene de especial.

Varios famosos son los que, en la intimidad, practican sexo para grabarlo. De hecho, algunos de estos vídeos se han difundido por la Red sin que sus protagonistas lo supiesen. En 1997 Tommy Lee y Pamela Anderson sufrieron una filtración de un vídeo sexual casero en el que participaban. Años más tarde, en 2003, a Paris Hilton le sucedió algo parecido.

La mayoría de vídeos de porno aficionado que se difunden son grabaciones realizadas por lo propios participantes en la intimidad del propio hogar o de cualquier otro tipo de lugares privados. Sin embargo, también existe una amplia oferta de personas que son sorprendidas y grabados manteniendo sexo en lugares públicos. En muchos casos, ni siquiera son conscientes ni de la grabación ni de la difusión de este tipo de vídeos. El caso es que, en cualquiera de sus formatos, el porno aficionado tienen más consumo, actualmente, que el porno profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.