La falta de sexo

Falta de sexo

La falta de sexo es una de las pocas cosas en la vida que no se pueden disimular. En realidad, como con cualquier cosa, se puede realizar un esfuerzo por esconderla. Sin embargo, paz posibilidades de éxito son realmente pequeñas. Al margen de los manidos tópicos, hay un montón de signos externos que evidencian cuando la falta de sexo está presente en la vida de una persona.

Falta de sexo
Falta de sexo

Lo primero que se apaga cuando la falta de sexo se presenta en nuestra vida por un largo periodo es el brillo de la piel. En absoluto estamos ante un mito cuando se dice que el buen sexo hace que nuestra piel se ilumine, No hay mejor peeling que una buena sesión de sexo. Los poros de la piel se abren, dando paso a la liberación y eliminación de impurezas. En realidad, el sexo es como hacer ejercicio diario. Las consecuencias positivas para nuestra salud física son muy considerables y muy variadas. La piel es la primera que lo nota.

La salud también se resiente cuando la falta de sexo es prolongada. Los resfriados constantes, el dolor muscular frecuente y el malestar general, en multitud de ocasiones, tienen que ver con la ausencia de sexo en nuestras vidas. La capacidad que el sexo tienen para aumentar las defensas de nuestro organismo es enorme. Su ausencia se nota en nuestra salud.

Pero no todo tienen que ver con las capacidades físicas. Cuando a una persona está falta de sexo se vuelve insegura. La motivación que alguien tienen para creer en sí mismo se ve completamente mermada cuando el sexo no aparece de forma frecuente en nuestras vidas. Nada como el sexo nos hace sentirnos más valorados por nosotros mismos. Nada sube tanto nuestra autoestima como una buena sesión de sexo. Cuando falta, nuestra autoestima cae por los suelos.

Al final, la suma de todos los males que provoca la falta de sexo no puede traer nada bueno. De hecho, la apatía que se produce como consecuencia del decaimiento físico unido al descenso en la autoestima, es otra de las consecuencias externas más significativas que se acarrean cuando el sexo desaparece por un periodo significativo de nuestra vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.