Sexo con ataduras

Sexo con ataduras

¿Has probado el sexo con ataduras? Pero no ataduras de pareja o morales. Ataduras físicas. ¿Has atado o te ha atado tu pareja alguna vez para mantener sexo? ¿Crees que resultaría excitante hacerlo? Aunque este tipo de practicas sadomasoquistas de muy baja intensidad siempre han estado en el imaginario sexual colectivo, es cierto que la aparición en escena de la película «50 sombras de Grey» las han puesto de rigurosa actualidad. Vamos hacer nuestro particular recorrido al sexo con ataduras.

Sexo con ataduras
Sexo con ataduras

¿Qué herramientas podemos utilizar para practicar sexo con ataduras? Una opción, probablemente la más cómoda, es hacer uso de las esposas. Hay a la venta un montón de modelos que son réplicas idénticas a las que utilizan, por ejemplo, los cuerpos de seguridad del Estado. También tenemos a nuestra disposición, si preferimos esta opción, una amplia gama de esposas tuneadas para la ocasión. Sin embargo, las esposas no son la única opción, existen cuerdas y lazos que podemos utilizar sin miedo a dañarnos. Si no queremos comprar ningún material, siempre podemos usar un pañuelo o una corbata que esté en nuestro armario.

En cuanto a las posturas, las opciones son muchas. La primera que vamos a comentar, probablemente la más sencilla, es la del misionero. Con las manos y piernas atadas, estarás a la merced de tu pareja. Las sensaciones suelen ser tan intensas que la excitación acude de inmediato. La postura del galgo es otra de las ideales para llevar a cabo sexo con ataduras. De espaldas a él y manteniendo las manos atadas, perderás todo el control que pasará a estar en manos de tu pareja. El sexo oral, por supuesto, siempre es una buena idea, también cuando una parte de la pareja se encuentra atado.

Añadirle una historia que escenificar siempre le da un toque más excitante al sexo con ataduras. Eso es innegable. Sin embargo, a veces no se nos oscura nada. Para tomar ideas basta que repases, por ejemplo, la película «Átame». En el clásico de Almodóvar aparecen una buena colección de ideas excitantes que puedes poner en práctica con tu pareja. El grado de excitación puede llegar a ser verdaderamente increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.