España, país de puteros

País de puteros

Que España es un país de puteros lo saben hasta en la China Popular. El consumo de prostitución dentro del territorio nacional es bastante significativo. En el año 2008, el Centro de Investigaciones Sociológicas sobre Actitudes y prácticas sexuales, reveló que casi el 30% de los hombre españoles reconocía haber parado por mantener sexo alguna vez en su vida. Se trata el mayor porcentaje de puteros reconocidos de Europa aunque nunca se sabe si eso quiere decir que en  España somos más puteros o más sinceros que en el resto de Europa.

País de puteros
País de puteros

Los puteros españoles, en su inmensa mayoría se develaran a favor de la prostitución siempre que ésta sea una elección personal y libre de la persona que lo ejerce y se mantenga al margen de mafias y redes de tráfico de mujeres.

En España, la cifra de prostitutas se establece en torno a las 300.000 mujeres. De ellas, una buena parte son inmigrantes con nacionalidad distinta a la española, si bien el número de prostitutas nacionales también es significativo. La casi totalidad de los clientes de este tipo de servicios son puteros, es decir, son hombres. En algunos casos, las prostitutas son contratadas por una pareja y en menor medida, por mujeres solas. La prostitución masculina, está en cierras sensiblemente inferiores a la femenina.

Uno de los principales motivos de los puteros para buscar sexo de pago es la búsqueda de un sexo de calidad. Parece que el tipo de encuentro que puede proporcionar una profesional del sexo puede mantener un standard superior al de una persona que no se dedica a ello de forma profesional. La evasión de la rutina sexual con la pareja habitual y la falta de pareja son otros de los motivos esgrimidos por los puteros.

Los típicos puteros españoles también están cambiando. Actualmente, este sector poblacional se ha renovado bastante y está compuesto por gente joven que no tienen inclinaciones sexistas, cosa que en el pasado sí pasaba, y que, incluso, se muestran bastante críticos con la herencia machista del pasado. En realidad, van de putas como compran un bien o servicio de otra naturaleza. EN casi toso los casos, son personas my educadas y respetuosas con las profesionales del sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.